Vivimos en una dictadura

4
356

Lo ocurrido tras la hecatombe financiera ha sido tan aplastante, que nos marca un antes y un después. Esa doctrina que se nos ha impuesto, nos ha arrastrado irremediablemente al abismo del abandono absoluto de la democracia. Se ha descorrido la cortina oscura que nos impedía ver lo que realmente estaba pasando, somos súbditos de los mercados, sí súbditos.

Vivimos en una dictadura disfrazada de democracia. Un sistema gobernado por la especulación económica y el poder de la palabra de los altos dirigentes de los Estados. Palabras llenas de demagogia. Mentiras labradas en los rincones más lujosos y oscuros de la tierra. Hombres poderosos que se frotan las manos y dicen lo que hay que hacer y cómo  hay que hacerlo.

Como está claro que los que nos gobiernan son los mercados, me asaltan una serie de preguntas: ¿Quién elige los mercados?, ¿quién elige a los bancos?, y ¿quién elige las agencias de calificación?… La respuests están en ese 1% que gobierna al mundo.

¿Pero este sistema que se nos ha impuesto tiene acaso un limite de caducidad? No soy un economista para resolver esa pregunta. Sólo hace falta fijarse un poco en cómo funciona el mundo. Si este sistema está dedicado a hacer más pobres a los pobres, y más ricos a los ricos, llegará un punto en el que no habrá pobres de que “alimentarse”. Siguiendo esta norma en el mundo animal, cuando falta el alimento muchas especies acuden al canibalismo, como último recurso. ¿Acaso ese será el fin de esta dictadura que no para de alimentarse de nosotros? El tiempo se encargará de resolver esa cuestión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here