Sociopolítica

La niña de Rajoy ¡sin futuro!

Evidentemente el titular de mi escrito no se refiere a los hijos del Presidente, sino a una de las tantas campañas publicitarias que utilizó durante el periodo electoral, ya que sus hijos, seguramente, tendrán programado un buen futuro, con el sueldo de papá como Presidente del PP, Presidente del Gobierno y las dietas como diputado por Madrid, además de los privilegios como inquilino de la Moncloa…

Podrá pagarles los mejores colegios privados en España y las mejores Universidades Estadounidenses y, en el caso de no ser buenos estudiantes, siempre les queda ser liberados políticos como buena parte de los/as Ministros/as del Ejecutivo.

Cuando hablo del “¡sin futuro!” me estoy refiriendo a los nuestros, los hijos e hijas de cualquier vecino español.

Entre las últimas trovadas de nuestros gobernantes populares, se prevé que tengamos que pagar en la Comunidad Valenciana una tasa para que nuestros hijos puedan comer en sus colegios la comida preparada por sus padres en casa. Todo esto, además de eliminar la contratación  de profesores.

El Gobierno, al parecer, ya ha decido que para el año 2013 y 2014 no habrá oferta de contratación de empleo público, lo que traducido al español vulgar sólo puede significar que el Rajoy de las promesas electorales renuncia a crear empleo y por lo tanto deja a nuestros hijos sin futuro.

En los últimos meses 40 mil jóvenes licenciados han emigrado por toda Europa porque ven un futuro muy negro en nuestro país…

La gran patronal lo tiene muy claro: traslada sus empresas al Tercer Mundo para abaratar los costes de producción, y la fuga de capitales es alarmante: alcanzó los 163.185,9 millones de euros en los cinco primeros meses del año, de los que 41.294,3 millones salieron sólo en mayo.

Sólo podemos preguntarnos ¿para qué sirve un Gobierno incapaz de crear optimismo en el futuro?

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario