Sociopolítica

Homosexualidad: Yo también soy Hijo de Dios

NO SE SI ENTENDERÉIS ESTE ESCRITO, HABLANDO CON UN AMIGO HOMOSEXUAL ME EXPRESÓ LO QUE SENTÍA PUES ES CREYENTE Y VIVE ESTA AMARGURA. A MI ME DIO TANTA ANGUSTIA SU SENTIMIENTO QUE ESCRIBÍ ESTA CARTA EN LA CUAL EXPRESO LO QUE ÉL Y OTROS COMO ÉL PUEDEN ESTAR SINTIENDO Y PADECIENDO

Señor tengo necesidad de escribir esta carta, no se si te la dirijo a Ti o simplemente es la necesidad de expresar mi angustia, mi estado, mi agonía, que me quema el corazón y no me deja vivir en paz como cualquiera de mis semejantes.

¿Por qué me toca a mi ser diferente?, ¿por qué me toca a mi esto que en mi infancia ni por asomo se pasó por mi mente?

Yo nací del vientre de una mujer, que es lo mejor que me ha pasado en mi vida, y para ella soy lo más bonito de este mundo, pero Tú señor sabías cual era mi futuro y dejaste que viniera al mundo con ello.

No te censuro Dios mío, yo no soy nadie para censurarte, porque creo ciegamente en Ti y ante Ti me postro, pero permíteme que desde la mayor humildad te pregunte: ¿por qué a mi?, ¿qué quieres que haga con ello? , no me deja vivir plenamente, no soy capaz de expresarlo pues temo que no se me entienda y que aquellos que me rodean no comprendan y se burlen de mí, tu Hijo vino a este mundo y sufrió esta exclusión que Tú tendrías que comprender .

Necesito vivir en paz y estar tranquilo conmigo mismo, yo no soy ningún apestado, Dios mío, simplemente soy un ser humano que ama la belleza y cuya extrema sensibilidad le hace diferente a los demás.
Sabes que creo en Ti a pies juntillas, sabes que admiro tu palabra, pero Tú, mi Señor, no me condenes.

Por lo menos el Señor que perdona y todo lo ve y lo comprende tendría que entenderme como el primero, soy persona cariñosa , buena, sensible y piadosa, no hago daño a nadie, ¿qué quieres que haga si no puedo evitar lo que siento?
Sufro mucho Señor, sufro cuando me levanto, sufro cuando me acuesto, puedo tener unos momentos de alegría pero al rato me vuelvo a atormentar, esto no es vida Señor, esto no es vida. Me paso el día inmerso en mis pensamientos y tribulaciones que no me dejan descansar ni un minuto, ante tus ojos no puedo ser diferente porque tú eres mi Dios, mi Padre y conocedor de mi corazón, por favor ten piedad de mi y de esto que me está tocando vivir, no me abandones cuando más te necesito. Tú no Señor, tú no,si no qué será de mí…

Me ahogo en esta angustia de sentirme diferente, en tu palabra dice que se condena esto que me atormenta, pienso qué es lo que interpreta el hombre y su mente cerril que solo ve lo que quiere ver, no se me puede condenar por esto porque yo Señor también soy Tu hijo y Tú sabes de mi.

Me duele el corazón y se me cansa el alma intento ser como los demás hombres pero Padre, no puedo, Tú sabes que no puedo, lo mío es algo sincero que viene del corazón no es ninguna aberración, Tú me hiciste así no me condenes ahora come te condenaron a Ti. Dime qué tengo que hacer, deseo hablarlo con alguien, expresarlo, Dios, desahogarme y que me entiendan o por lo menos que me escuchen, porque tengo derecho a ello, si no qué va a ser de mi, no puedo vivir una doble vida porque sería demasiada la carga y además, yo quiero ser consecuente con lo que ahora me abruma, tiéndeme tu mano y hoy ponme a las personas adecuadas que me escuchen y me asesoren, porque Señor es muy duro estar perdido, es muy duro aborrecerse todos los días a uno mismo, porque esa infelicidad se traslada a otras facetas de mi vida y no me dejan disfrutar de lo maravilloso que es la vida y más en compañía de alguien que te quiera, te ame, te respete, te apoye y te haga feliz.

El hombre me aparta de Ti pero yo sé que Tú estás conmigo y me comprendes y lo que es mejor, me aceptas porque a pesar de los pesares seguramente seré uno de tus mas fieles servidores.
Quiero expresar lo que siento, quiero expresarlo con libertad porque probablemente, me liberará la carga y me hará ver el camino correcto porque en estos momentos, ando perdido y envuelto en mi mundo, que no me deja ver lo maravillosa que es la vida.
Además lo que Dios no juzga no tiene derecho a juzgarlo el hombre, Señor, Señor si amo y quiero con intensidad, si mi sensibilidad es tan grande, si mi caridad es inmensa, que yo no pongo barreras a mi amor, solo veo el cariño que puedo dar y que me pueden dar, yo no siento que haga nada malo, Tú has querido que sea así.

No me condenes por mi homosexualidad, yo también necesito ser persona.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario