Sociopolítica

El Cooperativismo y la Educación del Siglo XXI

Por José Yorg, el cooperario

¿Qué implica la cooperación en su faz educativa en las aulas y en las cooperativas?

Implica concretamente la formación  sistemática de sujetos educables enmarcados en un proceso que involucra la construcción de saberes de manera teórica-practica y ello tiene que ver con el direccionamiento de los conocimientos generales, funcionales hacia la formación integral.

Se propone en esa construcción de saberes cooperativos,  desarrollar la potencialidad intelectual, profesional y técnica, el compañerismo, la laboriosidad, el sentido de organización. Estas plataformas sustentadas en las disciplinas científicas en la formación educativa apoyadas en sólidos principios y valores cooperativos fueron formuladas por  Robert Owen, así como otros precursores de la cooperación, quienes vincularon el desarrollo integral del hombre con la refundación de la sociedad sobre nuevas bases de convivencia y con el activo papel que compete en ese  proceso a la educación.

Estos  rasgos de la educación cooperativa someramente descriptas no se encuentran en la educación común, de allí su estimación pedagógica y didáctica por parte del Estado reflejado en normativas que la declararon de “Alto Interés Nacional” e instauraron su financiamiento genuino y especifico legalmente.

Un importantísimo segmento componente de la educación y la cooperación  constituyen  la educación  y capacitación  para  el trabajo y producción conjunta,  la técnica administrativa,  la gestión eficiente y eficaz apuntando a una posición empresarial con honda honradez, infundiendo  una actitud  fraterna.

De tal manera, el criterio técnico-pedagógico cooperativo escolar y universitario, criterio tripartito de la educación, desarrollado por  nosotros, profesionales universitarios, plasmado en los Diseños Curriculares de Educación Cooperativa Escolar aprobados por Resolución  ministerial Nº  1.872/01avalan de manera firme e inequívoca cuanto aquí  sostenemos y consecuentemente requerimos: la efectiva y sistemática aplicación del cuerpo teórico-práctico del cooperativismo educacional en las aulas educativas oficiales.

La vital colmena de la educación cooperativa es la cooperativa. En ella se forjan los mejores impulsos humanos, se amalgaman intelecto, moral  y disciplina laboral y cualidad empresarial. Mas, es preciso señalarlo, que  inculcar  la moral constituye  un preponderante capitulo de ese proceso constructivo humano porque sin una nueva, vigorosa y firme moral que se despliegue en la sociedad ayudándola a difundir su efectividad  y conquistar emulación, no será posible visibilizar  otra moral. Hablamos de una moral que logre la conciencia de que  es posible construir  un mundo pletórico de  mejoramiento socio-económico y político.

Nos estimula la férrea convicción de que el cooperativismo y la educación del Siglo XXI, que desde TECNICOOP estamos ayudando a construir, deben  prevalecer  sobre  las conservaciones de un cooperativismo burocratizado ya caduco  y superar el  predominio de una educación impartida en controversia  con  la génesis de la cooperación.

Educar para transformar.

TECNICOOP  en su faena de educar  en el espíritu de conciencia cooperativa se apoya en  la generosidad  de la prensa, televisión y radio, y también en  una multiplicidad  de  medios  y  tecnologías como videos e internet, etc. ,que le permiten gran difusión,  logrando de tal  manera disputar espacios que le registran  representatividad  genuina.

El cooperativismo y su expresión educativa son el vehículo más noble que ayudan a  concebir de otra manera la relación humana en la empresa, en la sociedad  y en la propia transformación del hombre para su preservación como especie y su ambiente de una manera amigable.

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

 

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario