Economía

La cortina de humo del Gobierno catalán

Puestos a interpretar la realidad de lo que sucedió en el día de ayer durante la celebración de la Diada catalana sólo quedan dos alternativas plausibles, o bien el gobierno catalán es ignorante hasta decir basta, o bien está utilizando el sentimiento nacionalista como cortina de humo para evitar que se siga hablando de los recortes excesivos que siguen perpetrando.

Y como no me gusta desconfiar de la inteligencia de nuestros gobernantes, principalmente por un ejercicio de disonancia cognitiva reconocida, tengo que decantarme por la segunda opción, que no es otra que la utilización lacerante y cruel de un sentimiento arraigado en una importante parte de la sociedad catalana con el único objetivo de que los medios de comunicación miren hacia otro lado durante algunas semanas.

Porque plantearse la opción de la independencia en un momento de integración sería tan absurdo como abogar por defender al poder en una manifestación anarquista. Cataluña se queja de que el concierto económico, el pacto fiscal, o como lo quieran llamar, es injusto para sus intereses, y olvida que mucha de su prosperidad se la debe a su pertenencia al Estado español, negando la mayor al no comprender que se encuentra en una situación de privilegio evidente con respecto a otras regiones nacionales, tanto en términos políticos como económicos.

No es el momento para reivindicaciones nacionalistas, y no por que lo dijera Rajoy, el hombre que nunca dice nada, al más puro estilo de los políticos que nos toca sufrir en nuestros días, sino porque el nacionalismo es un concepto ya superado por la sociedad del siglo XXI, un lastre intelectual que evita el desarrollo de las sociedades y las condena a perpetuar su anorexia social.

Es el momento de olvidar el concepto tradicional de Estado y luchar por la constitución de organizaciones supranacionales que aglutinen estados federales reunidos de mutuo acuerdo en pos de un objetivo común y en defensa de sus intereses generales. Todo lo demás es un viaje al pasado que hizo mucho daño y que nadie quiere volver a repetir.

 

 

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario