Nuestro éxito o fracaso depende de nuestras habilidades comunicativas

0
53

¿Sabemos comunicarnos?, ¿qué importancia tiene la comunicación para un directivo, una persona que inicia un negocio, o un político? Una buena comunicación es fundamental para obtener ventajas en esta vida, pero, no todos disponemos de habilidades comunicativas. Los grandes fracasos de nuestra vida pueden guardar relación en buena medida con un fallo en nuestra comunicación. No obstante, afortunadamente existen técnicas que permiten mejorar nuestra forma de comunicarnos a través del entrenamiento.

En estos tiempos de crisis que nos ha tocado vivir a la mayoría de los españoles, es posible que se necesiten nuevos proyectos emprendedores. La reducción de salarios y el desempleo, anima a muchas personas a buscar alternativas que les permitan mejorar sus expectativas económicas. Pero, el simple hecho de tener una idea y querer llevar a cabo el proyecto, no es garantía de éxito, muy al contrario. Lo que hay que saber es que, para triunfar en la vida, es necesario disponer de determinadas habilidades y no únicamente de conocimientos.

Algunos de quienes estén leyendo este artículo probablemente estén atravesando una situación económica límite, quizás también estén dándole vueltas a la cabeza para poner en marcha alguna idea de negocio que les permita autoemplearse, pero temen al fracaso y el miedo les paraliza. Ni qué duda cabe que tendrán que sopesar el riesgo, pero deberían saber que: el éxito de cualquier negocio está en relación directa con las habilidades y capacidad de comunicación que se tengan.

En este programa de «La vía de la libertad» se pretende ayudar al emprendedor y al directivo a que reconozcan si disponen de la suficiente capacidad emocional para enfrentarse a la situación de grave crisis, de modo que puedan evitar cometer errores que les conduzcan al fracaso, si ponen los medios oportunos; principalmente porque el prolongamiento en el tiempo de la crisis, está minando la moral y aumentando el estrés de los directivos y emprendedores, lo que puede convertirse en una barrera infranqueable que disminuye su capacidad para dar una respuesta adecuada a los nuevos problemas a los que se tienen que enfrentar. El exceso de estrés y el miedo les paraliza y muchos no son capaces de plantear buenas soluciones que, en condiciones normales no serían problema, pero que en una crisis profunda como la que estamos viviendo disminuyen la capacidad de respuesta.

Una gran recesión requiere medidas imaginativas en todos los campos, y aunque «el hambre agudiza el ingenio» no está demás tener ciertas habilidades emocionales. Trabajar el «vínculo afectivo» puede ser importante para los directivos, profesionales, y emprendedores, pues ayuda a ganarnos la confianza de nuestros proveedores y de nuestros clientes, y para ello es importante el «saber comunicar».

En el siguiente vídeo de nuestro programa “La vía de la libertad” tendrá mucho más información.

[youtube width=”540″ height=”480″]http://youtu.be/bEv9Qi2_21E[/youtube]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here