Karma

Perfección y Grandeza

Usemos el famoso tópico “Nadie es Perfecto”.

Durante nuestra vida adquirimos unas series de valores, buenos o malos, pero valores al fin, que nos forman como el tipo de persona que seremos.Lo triste es que muchas veces mostramos diferentes caretas atendiendo a nuestros intereses, unas veces egoísta y otras veces de gran valor humano como persona, en este último caso es muy difícil mantener la careta durante un largo tiempo, porque al final se ve lo que somos realmente.

Siempre, desde tiempos pasados, el ser humano busca la perfección, tanto intelectualmente como físicamente, en todas las facetas de la vida.

Físicamente está muy en boga hoy en día por la incapacidad de conformarnos con nuestro físico, y el admitir que la fuerza y belleza reales vienen desde el interior de la persona. Por mucho que cambiemos el chasis siempre está el mismo motor, que no se puede cambiar. Hay que crecer en valores y autoestima, buscando aprender día a día más y más. El sabio es el que escucha y no lo contrario. Avanza en tu vida porque nunca, nunca serás perfecto, ni ante ti ni ante nadie. Buscar la perfección es bueno si lo miramos desde el punto de vista de mejorar en tus virtudes y buen hacer y limar cosas que sabes de antemano que no son buenas para ti ni para tu entorno, sobre todo para ti. Al hacer esto también creces porque descubres la fuerza interior que tienes, que tú controlas y no te controla a ti. Un escaloncito más en esto que es la vida. No hay que dar lecciones a nadie, dátelas primero a ti mismo, y ya si fuese necesario tendrás que usar todo ello para ayudar a otro, desprovisto de valores y sin autoestima.

Se humilde y deja la medallas para aquellos que se consideran en posesión de la verdad y quieren imponértela. Probablemente ni ellos mismos son estables interiormente, porque el imponer ya de por si demuestra la falta de valores y la poca grandeza del ser humano.

Yo aprendo de ti y tú aprendes de mí, da igual de dónde vengas, cómo vengas y a dónde quieras ir. Recuerda siempre que la grandeza del ser humano es precisamente la Humanidad y la Franqueza.

No te fíes de aquellos que dicen que son perfectos y no te dejan hablar, háblales con mesura y con mucha asertividad, que comprendan que tus valores son grandes y fuertes y que no impones, sino que das ideas y escuchas, diciendo a lo que te gusta que sí y a lo que no te gusta que no.

Todos los días se aprende algo nuevo y de quien menos te los esperas, esa es la verdadera grandeza del ser humano.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario