Blanco y en botella: Recesión económica permanente

0
100

No hace falta ser un visionario ni estar en posesión de una mente brillante para comprender que las políticas de austeridad extrema a las que estamos siendo sometidos por parte de las autoridades europeas están condenando a Europa, no como una entelequia sino como un conjunto de ciudadanos, a una recesión económica permanente de la que nos costará salir y de la que saldremos, cuando lo consigamos, mucho más débiles de lo que nunca fuimos porque siempre es más débil el que tuvo y se le fue arrebatado que el que nunca tuvo.

Y basta con hacer un ejercicio de simplificación en base al funcionamiento propio de nuestra economía para comprender con claridad el error que se comete de una manera permanente por intentar dar prioridad a los intereses de la deuda bajo la falacia de que con ello saldremos de la crisis antes. No, amigos, pagando la deuda sólo conseguiremos seguir endeudados, que es lo que quieren los mercados. Dejando de pagar la deuda y priorizando el bienestar de nuestros ciudadanos sufriremos unos años pero acabaremos saliendo de la crisis.

Pero retomemos el ejercicio de simplificación para que todos nos hagamos una idea. Si recortamos los derechos sociales y el salario de los ciudadanos conseguimos que dispongan de un menor poder adquisitivo, con lo que su consumo se reducirá, por pura lógica económica, si tiene menos dinero gastará menos dinero. Entonces, eso repercutirá en que las empresas producirán menos, reducirán su oferta al verse reducida la demanda, con lo que acabarán por contratar menos lo cuál generará una nueva reducciónd el poder adquisitivo del conjunto de la sociedad, lo cuál volverá provocar que se reduzca la producción y así hasta el fin de los días.

Evidentemente, se trata de una simplificación algo infantil porque no refleja los posibles cambios de paradigmas o de estructuras socioeconómicas que se puedan ir generando, pero sirve como aviso a navegantes sobre el futuro que nos espera si no cambiamos de manera radical la manera que estamos teniendo de entender la actual crisis. Estamos desmontando entre todos el Estado del Bienestar que tanto nos costó construir y con ello no gana nadie, perdemos todos, porque no hay nada que se retroalimente de manera más eficaz que la riqueza ni nada que se perpetue más que la pobreza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here