Karma

Tu luz interior y tus talentos

Tu luz interior y tus talentos ¿Cómo encontramos nuestros talentos?

Unos iluminan tu camino y otros, nunca entiendo por qué, la tienen fundida…Bromas aparte,somos pocos conscientes de hasta dónde y cómo podemos llegar con nuestro poderío interior, nuestra luz y  su intensidad, así como recibir la luz de otros y recogerla y hacerla tuya para que te haga crecer… No es fácil, vivimos en un mundo un tanto egoísta donde sólo nos miramos el ombligo, sin pararnos ni siquiera un minuto a mirar a nuestro alrededor. Reconocemos nuestras necesidades, anteponiéndolas a las de los demás. Es labor difícil abrirte camino en el complicado mundo interior en el que nos movemos, pues a veces la coraza es tan grande que la luz,vuelve hacia ti deslumbrándote y cegándote, dándote a entender la confusión y el fracaso ante esas personas que por desgracia son muchas.

Los hay que tienen esa luz interna que te da calor y te conforta, y aquellos que van de iluminados, que suelen ser los mas peligrosos.

Tenemos que ser conscientes de nuestros talentos y ponerlos a funcionar a nuestro favor y al de los demás, para que vean que siempre, con un buen trabajo interno y una buena comprensión y entendimiento, todos podemos cambiar y crecer interiormente para hacer el bien, porque muchos son los casos en los que se vive confundido, sin criterio propio, sin saber identificar nuestra luz interna.

En la pobreza y en la enfermedad es complicado hacer llegar tu luz y tus talentos, tu comprensión, pues cuando el resentimiento y la desconfianza se apoderan de las personas, el trabajo es de derribo. Con talento y paciencia suficiente logras, en algunos casos, que vea la pequeña luz de ese túnel donde están metidos, y lo complicado es mantener viva esa pequeña llama…. Ciertas experiencias son muy duras y frustrantes, donde ni tu mejor luz, ni tu mayor talento logran nada, y sobre todo cuando alguien sale del hoyo pero está tan tocado que ya no le queda vida, pues interiormente se le va  apagando la luz… Les animas, pero se apagan día a día hasta su final. Te quedas vacío, como tonto ante la vida, angustiado y desesperanzado y eso no sé si te endurece o simplemente te cubre de una capa que te hace especial ante ciertas cosas.

Hay días en que la luz no brilla con tanta fuerza y ni tus talentos te sacan adelante, te vas a la cama porque necesitas estar sólo, llorar por los demás, por ti y por las situaciones que a veces no comprendemos. A veces no somos tan fuertes como nos creemos, ¿no creéis?

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario