Sociopolítica

Desobediencia Civil: Policías y Jueces contra los abusos del poder

Desobediencia Civil: Policías y Jueces contra los abusos del poder económico-político

A estas alturas, todos los españoles tenemos claro que los culpables del desastre que vivimos y que se avecina es el contubernio de las élites económicas y políticas de este país. Pero dos noticias se oponen al discurso del miedo y la resignación . El Sindicato Unificado de Policía (SUP) y los 47 Jueces Decanos del país, han realizado lo que puede entenderse como actos de Desobediencia Civil a la hormigonera económico-política que nos arrasa.

El primero, el SUP, ha defendido el derecho de los policías a no participar en actos de desahucio, y ha ofrecido su defensa legal en caso de que algún policía se niegue a participar. No se me oculta que esta posición resulta difícil de defender, puesto que actúan cumpliendo una resolución judicial, y no voy a opinar sobre el fondo legal ni estoy cualificada para hacerlo. Pero lo que me parece relevante, y valiente, es que existan ya profesionales que han de ejecutar órdenes, en cumplimento de leyes que serán legales pero manifiestamente injustas, como ha informado ya el Tribunal Europeo, que se opongan a su cumplimiento alegando la objeción de conciencia.

Por otro lado, los Jueces Decanos del país, en un acto sin precedentes, se han convertido en una inesperada punta de lanza contra los desahucios en esta grave crisis. Su informe sobre los abusos cometidos por el sector financiero en los contratos hipotecarios, que fue rechazado por el CGPJ, un órgano eminentemente político, se ha convertido en escenario de una pugna entre los Decanos, elegidos por sus compañeros de profesión, y el CGPJ, elegidos por los partidos políticos y que ni siquiera pertenecen a la carrera judicial.

Estos dos colectivos profesionales, junto con los movimientos y acciones sociales para impedir los desalojos de personas que ya no pueden pagar la hipoteca, el informe jurídico europeo calificando de abusivas las condiciones de los créditos, y el impacto en la población que causan las noticias sobre suicidios, ha llevado al PP-PSOE a mover ficha, paralizando “transitoriamente” los desahucios. Mejor esto a que se incendie la calle, han debido de pensar. Porque está claro que esta medida transitoria es claramente insuficiente (siempre tarde y mal). Pero es un ejemplo de que los colectivos profesionales empiezan a revelarse ante tales abusos, y mas relevante que sean los colectivos que no sólo son garantes de derechos, sino también brazos ejecutores del poder.

Como afirma Gene Sharp, el poder se basa la obediencia, y si no hay obediencia, se acaba el poder.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario