Sociopolítica

La soledad fría de Zapatero

La soledad fría de Zapatero

Son varias las críticas aparecidas en Internet censurando a El Mundo, por haberle dedicado una página entera a la carta titulada NUESTRA CATALUÑA, firmada por el expresidente Rodríguez Zapatero, por considerarlo, entre otras razones, un desperdicio de espacio, cuestionándose igualmente la autoría de la misma por no coincidir precisamente con su forma de expresarse, salvo en ciertos párrafos que lo retratan…

Dice ahora en su epístola ZP, olvidando que en su día afirmó públicamente que respaldaría la reforma del Estatuto Catalán, que la independencia supondría “una soledad fría. Nadie avanzaría ni prosperaría con saltos al vacío, con portazos a la historia y a la convivencia compartida. La independencia es un tránsito a la soledad, una soledad fría e histórica”. Este tipo de mamarrachadas si son más consustanciales con las ya famosas idioteces del lunático “contador de nubes”. La afirmación de que el debate entre Cataluña y España es “un devenir preñado de desencuentros y de éxitos compartidos poco reconocidos”, resulta, cuando menos, de un remilgado insufrible. No obstante, hay que reconocer que nunca ningún presidente fue tan sumamente ignorado, tras ocho años de ejercer incomprensiblemente la Presidencia del Gobierno.

Dado que toda la trayectoria del expresidente fue un despropósito continuo, con la colaboración de sus bien pagados 600 asesores, nadie ha estimado, fuera y dentro del partido, su reaparición oportuna, cuando lo suyo sería observar un discreto silencio, tratando de pasar lo más desapercibido posible y menos opinando sobre el polémico asunto de la deriva secesionista catalana. Si no se siente capaz de controlar su irreprimible y absurdo deseo de protagonismo, siempre puede recurrir a algún articulito sobre un tema más liviano como las bondades del “footing” o el arte de la pesca en León.

El patético Zapatero, por mucho que se empeñe, nunca podrá evitar el ser considerado como el peor presidente de la democracia española y recordado como el paladín del paro por haber enviado al desempleo a millones de españoles, condenándolos a la más dura de las amarguras, consistente en no poder atender las más elementales necesidades de sus respectivas familias, con independencia de dejar a su partido hecho unos zorros, que ni el habilidoso Rubalcaba es capaz de recomponer. Lo suyo habría sido que sus aportaciones literarias fueren publicadas en El País, pero presumiblemente no lo habría permitido el actual Secretario General.

Para muchos militantes y votantes del PSOE, lo mejor que puede hacer Zapatero es quedarse quieto y calladito, conservar sus inmerecidas y magníficas retribuciones y no levantar la cabeza ni para respirar; resumiendo, no verle, leerle ni oírle. Pasar desapercibido y que nunca olvide en que situación dejó España y a su propia formación política. Que un presidente de su limitada talla intelectual se permita dar lecciones de cómo deben hacerse las cosas salga diciendo que “ama a Cataluña”, mueve a la hilaridad.

Como le coja el gustillo otra vez a la popularidad, cabe la posibilidad de que muy pronto le veamos de tertuliano en Intereconomía y similares. Cobran una pasta y no le vendría nada mal para pagar las reformas del chalet de León.

Sr. Zapatero: en España ya son infinidad los ciudadanos que viven bajo la amenaza y el síndrome de lo que podrá ocurrir mañana. Esa fue su legado tras dilapidar el patrimonio recibido. Solo es preciso reunir el valor suficiente para ver los telediarios, escuchar las noticias en la radio o leer los titulares de los periódicos. Eso si, tenemos la juventud más preparada que nunca, pero somos incapaces de proporcionarles un puesto de trabajo donde poder demostrarlo. Es la miseria quien saca a la gente a la calle para ahogar la crispación que les causa vivir angustiados y carentes de expectativas que les permitan algún día poder independizarse y actuar como seres útiles a la sociedad, trabajar, forjase un futuro, crear una familia y levantar este país nuestro llamado España.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario