Sociopolítica

El canto de cisne del capitalismo

El canto de cisne del capitalismo

Hace tiempo que los que manejan los hilos del mundo   nos prometieron el progreso y el crecimiento. Nos engañaron y nos siguen mintiendo a diario. ¿Cuánto tiempo más podrán conservar sus máscaras? 

He aquí los resultados de la fría economía: sólo un diez por ciento de la población mundial consigue vivir decentemente, mientras el mundo se reparte entre unos pocos grupos de ricos y multinacionales cada vez más ricos a costa de los demás. ¿Cómo es posible que salgan tan mal las cuentas a tantos economistas, catedráticos y expertos de tantas famosas universidades y empresas que justifican tamaña injusticia? ¿ Cómo es posible que muchos ciudadanos sigan considerando inevitable y apoyen con votos a estos Estados y gobiernos del sistema capitalista que son directamente responsables de su malestar, de las guerras, del hambre y la miseria al 90 por ciento de la humanidad, mientras las industrias de sus amos y protegidos ponen en jaque las condiciones de existencia del Planeta entero? ¿Es un problema de falta de inteligencia o de información? Desde luego que no. ¿Es algo inmoral? Desde luego. ¿Es algo evitable? Por supuesto.

La humanidad en conjunto no carece de inteligencia, pero sí del grado de conciencia crítica exigible para que cambien las cosas enseguida. Ahora sabemos en manos de quiénes estamos, pero no contamos todavía con la suficiente unidad y determinación a nivel global para cambiar eso. Sin embargo, tenemos buenos argumentos con solo asomarnos a las noticias diarias (y eso que están edulcoradas y manipuladas por las agencias del Sistema) para observar de qué sirven la inteligencia y la información por más objetiva que fueren si con ellas no somos capaces de conseguir unirnos para oponernos a los males que sufrimos y conseguir el bien general. ¿De qué sirve el conocimiento si falta la conciencia ética y de unidad? ¿De qué sirve ver las desgracias ajenas que sirven los medios si uno mismo no ve al que sufre como parte de sí mismo? ¿ De qué sirve ver sin buscar los porqués?

Observamos, sin embargo, en estos últimos tiempos un lento e irrefrenable despertar colectivo que va a ser muy difícil detener. Y esto se explica porque nunca como hoy hemos estado como humanidad al borde del abismo al que se nos quiere conducir por mentes perversas cuyo poder se basa en su capacidad de generar miedo, desunión, engaños y violencia, lo que es absolutamente antinatural, fruto de mentes degeneradas y débiles cuyo ciclo histórico está llegando a su fin. No hay más que ver el fracaso económico y la deriva del capitalismo neoliberal hacia su propia autodestrucción, corroído por la avaricia, la desunión y la mentira en proporciones gigantescas.

La vida siempre triunfa sobre la muerte; lo natural sobre lo antinatural. Por ello, este Sistema sin conciencia que engendra desigualdades sociales crecientes, recortes de derechos laborales, desempleo, desahucios, desprotección social y destrucción medioambiental; este Sistema que protege la impunidad de corruptos, explotadores, parásitos sociales y eclesiásticos, usureros y malversadores; esta organización de los ricos contra las leyes de la vida es- por ley natural- algo tan inviable como insostenible; algo que se autodestruye en la misma proporción que se pretende autoafirmar:  un proyecto estéril. Quien escupe contra el cielo, no puede esperar que llueva café.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario