Sociopolítica

Decepcionantes y convulsos momentos

 Resulta doloroso pero no menos cierto que, prácticamente solo las noticias relacionadas con la corrupción en sus diversas facetas, despierten la curiosidad social e intelectual del masacrado ciudadano, al comprobar como el desmoralizante incremento del desempleo, crece en similar proporción que las apropiaciones indebidas, cohechos, engaños, etc. , por parte de políticos y empresarios desaprensivos. Solo estos ladrones de guante blanco y mano putrefacta son los que pueden permitirse el lujo de regalarse y regalar placer y colmar de dádivas a los suyos en las ya cercanas fechas navideñas, si bien, para algunos de estos facinerosos, todo el año es fiesta, entre los cuales cabria incluir al sinvergüenza de Diaz Ferran ex presidente de la CEOE y actualmente en la cárcel hasta que abone la fianza de 30 millones de euros que le ha sido impuesta por el juez.

En tiempos tan revueltos y convulsos como los que estamos viviendo, nuestro mal obedece a carecer de auténticos líderes que generan confianza y credibilidad; esos que ejercen el poder con discreción y sin que apenas se note.

     Constituye un tremendo error  medir el grado de acierto o equivocación de cualquier acto público, en función del número de ciudadanos que acuden a apoyarlo, sin negarle cierta repercusión a las abandantes  manifestaciones que se están produciendo actualmente, tanto para sindicatos como para las personas a las cuales se les priva de un servicio como es utilizar el metro, hospedarse en un parador, acudir a una consulta médica o desplazarse en avión, etc., aunque son infinidad los españoles, con respetable criterio, que sin concurrir a este tipo de concentraciones , tienen muy clara su opinión a la hora de depositar su voto en la urna. Recientemente, en las pasadas elecciones catalanas, tras el éxito de asistencia a “La Diada”, más de un millón y medio según los convocantes (CiU), el iluminado Arturo Mas cosechó el mayor de los ridículos, al no alcanzar siquiera los 62 diputados obtenidos en 2010, sino que perdió 12. Justo castigo para este inane, fatuo y soberbio político que demandaba convencido y envanecido una “mayoría excepcional”, y ahora, para poder ser investido y matenterse en el poder, su única preocupación, no le queda más remedio que entregarse a ERC.

     En cuanto a las elecciones elecciones generales del 20-N, el PP obtuvo una aplastante mayoría absoluta con su líder Mariano Rajoy, quien parafraseando al inolvidable Adolfo Suarez (UCD), responsable de la Transición, con su “puedo prometer y prometo”, se pasó siete pueblos contandonos milongas y promesas incumplidas, sobre impuestos, pensiones, etc. y ahora, nuevamente aconsejado por el eterno asesor Arriola, está entregado al quietismo, doctrina que domina a la perfección, negándose a efectuar cambios constitucionales, criterio ratificado por el presidente del Congreso quien añade que no es momento para “aventuras revisionistas”

     Afortunadamente, son muchos los millones de españoles, muy orgullosos de serlo,  que no necesitan salir a la calle para reivindicar tal condición. Los proyectos excluyentes de los obcecados nacionalistas, nada tienen que hacer contra la soberanía consagrada en la Constitución. No obstante, la afirmación de Rajoy alegando que “la Constitución está plenamente vigente”  es relativamente cierta, dado que como ocurre en Cataluña, algunas de las sentencias de los altos tribunales, Superior y Constitucional, no se cumplen de lo cual presumen algunos de sus dirigentes políticos, con el agravante de que tal indisciplina va en aumento. A estas alturas ya no es asaz  decir que “Rajoy intenta hacer las cosas bien”. Con solo buenas intenciones  no vamos a ninguna parte. Nuestro pusilánime presidente debe abandonar esa postura de conformismo y dedicarse a gobernar con todo el rigor que precisa la preocupante situación económica y social. Ser trabajador y honrado se le supone pero resulta insuficiente. España necesita un plus para salir de este hediondo pozo de miseria.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario