Karma

Aires de raga

Extenuado, como desprendido de un informe fardo, el hombre descansa en el primer pináculo celeste.

Al ánima del hombre llega, humilde y rico, el aire que dona el raga

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario