Sociopolítica

Muchos loros y poco chocolate

Recientemente ha sido detectado un nuevo abuso por parte de algunos de nuestros espabilados padres de la patria, consistente en la cesión a esposas, hermanos hijos, familiares, etc. de la tarjeta que reciben cuando se les hace entrega del acta de diputado, para poder utilizar gratuitamente el servicio de taxi en Madrid, por un importe de 3.000 euros al año. El problema radica, según la denuncia de varios taxistas, en que dichas tarjetas están siendo utilizadas descaradamente por terceras personas sin derecho a ello, y en algunos casos, para pagar los desplazamientos de sus hijos y amigos cuando regresan de madrugada tras la obligada “marcha” de los viernes noche…

Al margen de los vergonzosos ejemplos citados, tampoco se entiende hasta que punto un diputado tiene que acudir a su trabajo en taxi, con cargo a nuestros impuestos, cuando el resto de los mortales, lo hacen en metro, autobús o en su propio vehículo. Una sinvergonzonada más, que para el común de los políticos, tal gasto, no deja de ser “el chocolate del loro”. Dichas tarjetas deberían ser retiradas inmediatamente, y que cada diputado se desplace utilizando el medio que le de la gana pero pagado de su bolsillo. Todas estas corruptelas, y más en estos momentos, solo generan rechazo y repugnancia entra una ciudadanía exhausta de tanto incremento de impuestos.

Cada vez que se descubre una nueva arbitrariedad, son muchos los políticos que se quejan y manifiestan que no se puede juzgar a todos con el mismo rasero. Totalmente de acuerdo. Por todo ello y para colocar a cada uno en el lugar que le corresponde, lo suyo sería la identificación y publicación con nombre y apellidos de todos aquellos aprovechados que hacen mal uso de dichas tarjetas, que extravían su iPad, utilizan el móvil gratuito para hacer llamadas a ciertas lineas…, envían 16.000 sms premium, disponen de iphone, ADSL, seguro médico privado,, dietas, etc. etc., imponerles una dura sanción económica y a los reincidentes, cesarlos como diputados y con lo recaudado, donarlo a instituciones de caridad como Cáritas que tanto lo necesitan. Esperamos que todo ese colectivo de “presuntos ofendidas”, con independencia de la formación política en la que militan, se apresuraran a presentar la correspondiente denuncia en el Congreso.

Que la desafección crezca contra lo políticos por parte de los españoles es totalmente lógico. No se puede vivir amargado y amezado permanentemente con más recortes, ajustes, congelaciones, suspensiones de pagas extras, desahucios, incremento del paro, etc. ¿Para cuando una buena noticia, alguna iniciativa que favorezca el empleo?. Claro que en mordidas del 3% y 4%, paraísos fiscales, cohechos y mil y una corrupciones, estamos doctorados. La situación despide un olor que confunde y ofende al ciudadano unido al consiguiente desprestigio internacional.

Las reservas de chocolate se están agotando, pero la tragedia es que los loros se reproducen vertiginosamente y en progresión geométrica…..

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario