Menos es nada

0
63

“Esto es una muestra más de la incompetencia de este ministro de Hacienda y por ende del Gobierno al que pertenece”.

Poco a poco se van viendo los resultados de los recortes, ajustes y reformas del Gobierno de Mariano Rajoy. Si hasta ahora los españoles no hemos podido ni tan siquiera vislumbrar nuestro futuro a medida que pasa el tiempo nos vamos dando cuenta de que todo tiene su fin y que por este hecho vamos a alcanzar lo que puede ser el destino de todos y cada uno de los españoles.

Según un informe  de Intermón Oxfam titulado “Crisis, desigualdad y pobreza” unos 18 millones de españoles podrían ser pobres en 2022. Actualmente el porcentaje de pobreza en España se sitúa en el 27% de la población. Esto nos viene a decir que en España, hoy por hoy, hay 12.700.000 españoles pobres. Tras cuatro años de crisis, España encabeza el nivel de desigualdad en la Unión Europea. Este 27% de pobres habrá aumentado en 2022 hasta el 38% situándolo en esa cifra de 18 millones.

Intermon Oxfam propone alternativas  a las medidas aplicadas por Rajoy, tales como aumentar la recaudación persiguiendo a los paraísos fiscales y la evasión fiscal y estimular la economía “para asegurar que las personas que están en el límite son protegidas”. Estas medidas de tipo fiscal, las que el Gobierno ha aplicado hasta ahora, es conceder una amnistía fiscal, la del célebre 10% sobre la cantidad aflorada, que ha sido un total y absoluto fracaso, cosa sabida de antemano por todos menos por Montoro y Rajoy, ya que la mayoría de los que tienen dinero oculto han sido más inteligentes que el ministro Montoro, aunque presumir de esto es una perogrullada, y han pensado, en buena lógica: “Para qué voy yo a declarar lo que tengo escondido si nadie me va a investigar”. En una segunda intentona para que los defraudadores se pongan en orden Cristóbal Montoro, en otro momento de “iluminación”, ha decidido que Hacienda haga públicas las listas de los mayores defraudadores y morosos con el Estado. Digo yo que será para ver si les da “sofoco” y sienten aunque sea un mínimo de pudor o vergüenza y declaren lo que tienen para así evitar verse en el “escaparate”. Esto es una muestra más de la incompetencia de este ministro de Hacienda y por ende del Gobierno al que pertenece. Si Montoro está dispuesto a publicar esas listas con nombres y apellidos, lo procedente es, si de veras se conoce quienes son, proceder a inspeccionarlos y ponerlos al “corriente”, los demás, como dice ese anuncio de la tele, “son tonterías”. Entre otras cosas el informe de Intermón Oxfam señala que: “Si no se cambian las políticas que se están aplicando en España, puede llevar entre dos y tres décadas recuperar el nivel de bienestar que había en nuestro país antes de la crisis, en 2008”.

En cualquier caso el hecho  de que en 2022 haya 18 millones de pobres en nuestro país, nos da una cierta tranquilidad  y nos aclara un poco esa duda constante sobre que es lo que va a ser de nosotros en el futuro como consecuencia de las medidas gubernamentales. Ya se ven, a 18 millones de españoles se les ofrece la posibilidad de ser pobres dentro de diez años. Hasta ahora no teníamos el menor signo de esperanza y nos asaltaba de temor de llegar a no ser nadie en esta vida, ahora lo vamos teniendo claro: Podemos aspirar a “gozar” de la pobreza, ya se sabe aquello que dice que “no es más rico quien más tiene, sino quien menos necesita”. Mejor ser un pobre diablo que no ser nada, al menos pasas a formar parte de uno de los estatus sociales que conforman la sociedad en su conjunto, aunque este sea el más bajo. Pero que se le va a hacer, el que no se conforma es porque no quiere. Menos es nada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here