Karma

Emociones. Estados de ánimo

Emociones, estados de ánimo… somos muy dados a mezclar todo ello y confundirlo, no sabemos separarlo, no nos han enseñado a ello, los entroncamos con una facilidad pasmosa. Las emociones pueden ser pasajeras pero los estados de ánimo pueden ser duraderos y dañinos si no sanan con el tiempo.

Somos tan reacios a cambiar, a no dar el brazo a torcer, no somos dúctiles, tenemos que aprender a amoldarnos a situaciones cambiantes y no aferrarnos a que todo tiene que ser como antes y, si la situación es con otro ser humano, con mas razón hay que aceptar sus razones, sus decisiones, sus adioses, que te dejen, etc. no puedes encerrarte en un mundo de rabia interior, en un resentimiento puro y duro donde la palabra “perdón” no tiene cabida y menos el acto, solo el odio, la soberbia y el victimismo.

Cada ser humano tiene su espacio y hay que respetarlo, no podemos intentar que esa persona sea como nosotros, eso es imposible. Tenemos que aceptarnos, dando cada uno un poquito de nuestra parte. Lo que no se puede ser es soberbio, dictatorial y, por qué no, manipulador, con tal de conseguir lo que deseo del otro, y si no ira, resentimiento, alejamiento, nos cerramos y llegamos a desear lo peor por el simple hecho de esa soberbia y odio inmaduro, de ese tipo de personas egocentristas que piensan que todo gira en torno suyo…

Hay que enseñarles que cada ser humano es un mundo, y el perdón un alivio que te hace crecer como persona; y que te respeten como ser humano.

Dialoga. No impongas ni seas intransigente. Eso te volvería un ser resentido.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario