Sociopolítica

Educación para la Ciudadanía, defenestrada

Gobierno suprime Educación para la Ciudadanía

No a la LOMCE

No a la LOMCE Foto: loco085

En España, el borrador de la futura Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), suprime laeducación para la ciudadanía democrática y los derechos humanos. Un importante número de organizaciones de la sociedad civil, desde Amnistía Internacional a Intermón Oxfam, Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), Fundación Cultura de Paz, Asociación Pro Derechos Humanos de España (APDHE), Movimiento Contra la Intolerancia (MCI), Movimiento por la Paz (MPDL), Coordinadora de ONG para el Desarrollo… y así hasta más de doscientas se han dirigido al Consejo de Europa.

Recuerdan que la Educación en Derechos Humanos y en justicia social, así como sobre las causas de la pobreza y la desigualdad, son un elemento imprescindible para impulsar una ciudadanía activa y crítica.

“Queremos poner en conocimiento de los más altos órganos representativos del Consejo de Europa este grave incumplimiento proyectado por el Gobierno español que, de perpetrarse, constituiría un importante retroceso y un precedente grave de desconocimiento de los acuerdos del Consejo de Europa para la implantación de la Educación para la Ciudadanía Democrática y los Derechos Humanos entre los países miembros. Ello significaría también la quiebra de la línea de expansión que hasta la fecha ha tenido este objetivo educativo”, señaló Victorino Mayoral, Presidente de la Fundación CIVES.

“La nueva Ley de Mejora de la Calidad Educativa posterga los criterios de igualdad de oportunidades frente a los meros resultados académicos, y evita un tratamiento crítico de cuestiones como la pobreza, la desigualdad y el desarrollo. Nos aboca a un modelo educativo más elitista y segregador y menos inclusivo, y promoverá una ciudadanía dócil y conformista más que una ciudadanía activa”, comenta Jaime Atienza, director de Intermón Oxfam.

Desde 1997, el Consejo de Europa recomienda a los países de la Unión la inclusión de la Educación para la Ciudadanía Democrática y los Derechos Humanos en sus políticas educativas. Este organismo ha insistido en esta idea a través de numerosas recomendaciones, conferencias y declaraciones, entre las que destacan la Recomendación de Comité de Ministros relativa a la Educación para la Ciudadanía Democrática Rec. (2002)12 y la Carta del Consejo de Europa sobre Educación para la Ciudadanía Democrática y la Educación en Derechos Humanos CM/Rec.(2010)7

España no sólo ha firmado e impulsado dichos acuerdos, sino que, en 2004, también suscribió el Programa Mundial para la Educación en Derechos Humanos.

La nueva propuesta presentada por el Gobierno nos situaría años luz de Europa, donde la mayoría de países sí incluyen en sus currículos educativos contenidos de educación para la ciudadanía democrática y los derechos humanos. Según el último informe ‘Citizenship Education in Europe’ publicado por Eurydice en mayo 2012, la Educación para la Ciudadanía Democrática se ha incorporado todos los sistema educativos europeos en todas las etapas. Por su parte, los contenidos de derechos humanos están presentes en los currículos de más de 20 países europeos como Alemania, Dinamarca, Holanda, Portugal o Francia.

“España no puede alejarse de Europa, ni de las recomendaciones internacionales, en cuanto a la formación en derechos humanos y educación para la ciudadanía democrática y es necesario que el Consejo de Europa conozca esta situación y muestre su preocupación al gobierno español”, manifestó Jesús Salido , Vicepresidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA).

“Los derechos humanos deben estar presentes en todos los niveles educativos, especialmente aquellos relacionados con los derechos de las mujeres y con la diversidad afectivo-sexual”, manifestó Esteban Beltrán, Director de Amnistía Internacional.

Estas organizaciones de la sociedad civil solicitarán que desde el Consejo de Europa se inste al Gobierno Español a que se introduzcan en el proyecto de ley contenidos de educación para la ciudadanía democrática y los derechos humanos en todos los niveles educativos. Tanto a nivel de concreción curricular como de transversalidad y adquisición de la competencia social y ciudadana. Que se garantice la inclusión de contenidos explícitos sobre igualdad de género, diversidad afectivo-sexual y no discriminación, de acuerdo con las recomendaciones internacionales y europeas.

José Carlos García Fajardo

Profesor Emérito de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) Director del Centro de Colaboraciones Solidarias (CCS)

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario