Sociopolítica

Hemos evitado el desastre

EL CRISOL

  “No era esto lo que los españoles esperaban del presidente del Gobierno en una situación de emergencia nacional en lo social y en lo económico”.

    De la intervención de Rajoy en el debate sobre el estado de la nación que tuvo lugar el pasado día 20 en el Congreso de los Diputados, voy a hacer especial mención y comentario a algunas de las “perlas” que “repartió” el presidente del Gobierno. Puede que algunos las tachen de anecdóticas pera la verdad es que nos dan la medida exacta de lo que da de sí, más bien de no, Mariano Rajoy, y de su incapacidad para estar al frente del Gobierno de la nación y más en unos momentos como estos.

Comienzo con aquello que dijo de “hemos evitado el desastre, pero no habrá minuto de sosiego”. Cuando dice “hemos evitado el desastre” supongo que se referirá a su caso muy particular, a la situación económica de su familia, porque para esos seis millones de parados, para esos que son desahuciados, para esas casi dos mil familias que todos sus miembros están sin trabajo y no tienen ningún tipo de ingreso, para esos parados que no reciben  prestación alguna, para ese 55% de jóvenes que no tienen empleo, para esos, no todos, desempleados que  perciben esa ayuda de 400 euros, para esos que asisten a los comedores sociales y buscan comida en los contenedores de basura, para todos aquellos que llegan mal, otros ni eso, a fin de mes, en fin, para todos aquellos que están pasando un infierno como consecuencia de la crisis provocada por la incapacidad de los jerarcas políticos y por esos usureros amparados por la ley, no supone un desastre, supone una gran tragedia. Al escuchar esta frase de Rajoy la verdad es que me ha parecido la pronunciada por un individuo desvergonzado, con una absoluta falta de respeto, que se burla de las penalidades que están sufriendo millones de personas en nuestro país. Para estos sí que “no hay un minuto de sosiego”. Lo ha dicho con la misma frivolidad con que Groucho Marx, dijo aquello de: “Empezamos de la nada y estamos en la miseria”. No era esto lo que los españoles esperaban del presidente del Gobierno en una situación de emergencia nacional en lo social y en lo económico. Pero esto es lo que votó la mayoría, es de esperar que esa mayoría haya sacado sus conclusiones sobre el rendimiento de su voto.

Otra de las “perlas” fue esa otra frase de: “El barco no se ha hundido”.  No, el barco no se ha hundido, está como el “Costa Concordia” totalmente escorado y  fuertemente embarrancado en las rocas. Poner a flote el barco al que Rajoy se refiere, va a ser harto complicado y precisa de gente con capacidad técnica suficiente para programar las tareas de reflotarlo, lamentablemente esas personas no están en el Gobierno de Rajoy.

Sobre lo que dijo referente a la dación en pago, lo dejó muy claro: Nada de nada, Eso que dijeron hace unos días en el Congreso de los Diputados de que el PP “marchaba por el mismo camino que la Plataforma Antidesahucios” fue simple palabrería para salir de una situación bastante crispada y para evitar la reacción de las personas que había gritando frente al edificio del Congreso. Con Rajoy, hay que olvidarse de la dación en pago.

En cuanto a Bárcenas y a Sepúlveda, cuyos nombres no pronunció durante el debate, es digno de resaltar lo que respondió al diputado del PNV cuando este se refirió a estos dos “ilustres”: “Esas dos personas que usted ha mencionado hace tiempo que no tienen responsabilidades en el Partido Popular”. ¡Cómo pasa el tiempo para Rajoy! Bárcenas hace dos meses que fue dado de baja como empleado del PP y Sepúlveda lo fue hace una semana. O bien Rajoy ha perdido la noción del tiempo lo cual dice bien poco en favor  de su estado mental o pretende que el paso del tiempo sea rápido para que la gente olvide. Lo que pasa es que el pueblo tiene buena memoria.

Sobre la corrupción Rajoy puso especial énfasis en asegurar que la corrupción no está generalizada en España, puede que tenga razón pero lo que es cierto es que hoy por hoy los indicios son de que sí existe una supuesta corrupción generalizada en el PP. Caso Gürtel, caso Brugal, caso Emarsa, caso basuras de Torrevieja con su exalcalde condenado a tres años de prisión, caso Bárcenas, caso Sepúlveda-Mato y alguno más que en estos momentos no recuerdo. Se “despistó” Rajoy cuando aludió al caso Filesa diciendo: “mi partido, de momento, -añadió “de momento”, no se las tiene todas consigo- no ha sido condenado por financiación irregular, el PSOE sí”.  Rubalcaba le recordó que el PSOE con la cárcel que sufrieron algunos de sus miembros pagó su delito y aprendió la lección. Y claro era, normal que le recordara el caso Naseiro que todos los españoles sabemos que se cerró en falso, por un archivo que nadie entendió y más cuando el delito de financiación irregular del PP estaba muy claro. Todos los españoles tenemos muy asumido que el caso Naseiro fue la madre de todo lo que hoy gira alrededor del PP sobre una supuesta financiación irregular que se está manifestando por sí sola. Aquel “parto” se resolvió bien para la derecha y por tanto no había motivo para no seguir teniendo “más hijos”. Para resumir solo basta con recordar que once diputados del PP imputados se sientan en las Cortes Valencianas y que figuraron en su lista electoral cuando ya ostentaban este “título”.

El debate del estado de la nación se puede resumir en esa viñeta que he visto hoy en el diario Información en la que se ve a un matrimonio acompañado de su hijo y mientras los padres buscan comida en un contenedor el chaval está mirando la “tele” en un escaparate cuando había imágenes del debate, la madre le dice al muchacho: “No pierdas el tiempo, ¡qué sabrán estos del estado de la nación!”

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario