Corea del Norte mata moscas a cañonazos

1
81

Corea del Norte responde con amenazas de ataque nuclear hacia Occidente al paquete de sanciones aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU con el apoyo de China en relación a los ensayos atómicos practicados por el Ejército Popular Norcoreano el pasado 12 de febrero de 2013.

Foto: AK Rockefeller
Foto: AK Rockefeller

Corea del Norte renueva sus amenazas y asegura estar preparada para emprender un ataque, esta vez contra Estados Unidos y sus aliados, en una desproporcionada reacción a las sanciones aprobadas por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en relación a la tercera de las pruebas nucleares llevadas a cabo en su territorio. El paquete de sanciones obtuvo el beneplácito de China, tradicional opositor a las operaciones en torno al régimen norcoreano. La tónica del discurso del dictador Kim Jong-un, en boca del general del Ejército Popular Kang Pyo-yong, contiene la firme voluntad de revocar el armisticio que puso fin a la Guerra de Corea el 27 de julio de 1953.

Las medidas sancionadoras aprobadas por el Consejo de Seguridad dan respuesta al último de los ensayos nucleares llevados el duodécimo día del pasado mes de febrero. Dichas medidas incluían la limitación del acceso económico y financiero a la dictadura, y la respuesta ha sido aún más inmediata que la sanción. Desde hace varios meses, la dictadura comunista norcoreana ofrece, a través de su página web, una serie de incentivos para favorecer la inversión extranjera en el territorio. Entre sus prestaciones se incluye, por ejemplo, la mano de obra barata. Este aperturismo improvisado revela la profunda desesperación del régimen totalitario al no poder compatibilizar su aislacionismo con la prosperidad económica que el mercado global ofrece.

“En palabras del propio Kang Pyo-yong en el diario Rodong Sinmun, se ha reducido el peso de las ojivas atómicas para instalarlas en proyectiles de largo alcance y convertir “en un mar de fuego” Washington y otros centros neurálgicos de Estados Unidos y sus aliados” (Fuente: EFE). Del mismo modo se ha puesto fin al pacto de no agresión entre las dos Coreas. Corea del Norte es la cuarta potencia armamentística del mundo y se encuentra dominada por la más cruel y autoritaria de las dictaduras de la actualidad. El actual “líder supremo”, Kim Jong-un, sucedió a su padre, Kim Jong-il, el pasado 17 de diciembre de 2011, en el preciso instante de su muerte. Conocida por su gran hermetismo y la esporádica práctica de pruebas militares, Corea del Norte lleva suponiendo una amenaza contra Corea del Sur y Japón desde el supuesto fin de la Guerra de Corea en 1953.

Con esta noticia sobre la mesa, esperamos con cautela y preocupación que no se desate el conflicto nuclear, sin olvidar la gravísima falta de libertad que sufren los ciudadanos norcoreanos y el peso de la amenaza nuclear que, desde hoy, también se cierne sobre el resto de Occidente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here