Sociopolítica

Algo está cambiando: Los gitanos rechazan las prestaciones sociales, quieren trabajar

La agencia de prensa TASR informa de que alrededor de unos 70 rromà se reunieron el seis de marzo en Bratislava frente a la sede del Ministerio de Trabajo, para participar en una marcha organizada por la Unión Romani del país (Strana romské unie na Slovensku- SRÚS). Los manifestantes reclamaban del gobierno la garantía de una vida y un empleo dignos.

Los manifestantes gitanos exigieron trabajo digno ante la sede del Ministerio de Trabajo de Bratislava / Denisa Havrfova. Fuente: http://www.unionromani.org/

Los manifestantes gitanos exigieron trabajo digno ante la sede del Ministerio de Trabajo de Bratislava / Denisa Havrfova. Fuente: http://www.unionromani.org/

František Tanko, que es el presidente de la Unión Romani eslovaca ha dicho: “La población gitana se halla completamente al margen de la sociedad y el partido gobernante, Smer-SD, nos prometió seguridad para nuestras vidas. Lamentablemente, estamos experimentando justo lo contrario: la situación es pésima para los rromà. Esteproblema no puede seguir creciendo, porque algún día estallará y es solo cuestión de tiempo. Los rromà no sólo quieren prestaciones sociales, quieren trabajarse su dinero”.

Luego František Tanko se lamentó señalando que “el gobierno actual llegó al poder gracias a los muchos votos que le dimos los gitanos y así es como el presidente muestrasu gratitud, perjudicando a sus votantes. Me sorprende que los demás ciudadanos deeste país no digan nada sobre este asunto”.

Sin ningún género de dudas la Unión Romani Española aboga por este tipo de manifestaciones que encierran, a nuestro juicio, la mejor imagen de un pueblo responsable que quiere trabajar apartándose de la política asistencialista que es fuente de tantas frustraciones.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario