Sociopolítica

Propuestas para reactivar la pequeña empresa

A quienes realizan propuestas de eliminar a la clase política, los privilegios que hasta ahora mantienen, se les llama Populistas…  Hay que ponerse en la piel de los millones y millones de ciudadanos y ciudadanas excluidos por los políticos de oficio (y me refiero incluso a militantes, durante toda una vida integrados en una fuerza política, y despreciados por una especie de régimen adoptado, y marcados por cabecillas de grupos que excluyen a todas aquellas personas que no ven convenientes  para sus intereses personales) y como no podía ser menos,  por los entendimientos (sin pacto) de los partidos tradicionales, que se reparten impunemente los cargos en las empresas públicas y en todas aquellas empresas y entes que reciben ayudas del Estado (colocaciones millonarias que arruinan al mismo). Hay que entender qué significa para una ciudadanía marginada, excluida y maltratada por la disminución de su poder adquisitivo y los recortes de sus derechos sociales, y entonces podremos comprender la desafección y el odio que una gran mayoría de españoles y españolas siente por los políticos.

empresaDario Fo, gran humanista y estudioso de las lenguas, define “Populista” como aquel que pretende mejorar la vida del pueblo, ayudándole a escapar de la violencia de las clases dominantes.

El Gobierno, en los últimos días, ha presentado propuestas para ayudar a los emprendedores, algo que no nos lleva a ninguna parte, ya que emprender la aventura de montar una empresa, en un país que no tiene dinero para gastar, sólo puede significar cerrar a los dos meses de abrir, y si a eso le añadimos la falta de créditos, además se termina arruinado…

La UE ha proporcionado unos 3.485 millones de euros del Fondo Social Europeo, y nuevas aportaciones del Estado.  El Gobierno, con sus 100 medidas, pretende rescatar a más de un millón de jóvenes del desempleo… En concreto, las nuevas medidas de choque a corto plazo tendrán un impacto económico, en  cuatro años de desarrollo de la estrategia, superior a los 1.750 millones de euros, de los cuales el 40% están destinados a los estímulos a la contratación, el 38% a las medidas de autoempleo y emprendimiento, y un 22% a la formación y a la mejora de la intermediación.

Por desgracia, si analizamos cada una de las propuestas del Gobierno,  podremos darnos cuenta de que no son las más acertadas. El 40% de los 1.750 millones se destinarán a estimular la contratación, con una patronal que se lleva sus empresas a Oriente para abaratar los costes salariales y mantiene en nuestro país sus circuitos de venta para vendernos los productos, mil veces aumentados sus costes; además, proporcionarles ayuda por colocar vendedores  (jóvenes) durante unos meses, no creo que pueda ser una medida muy eficaz; es abaratar sueldos, es darle dinero a los grandes empresarios que fabrican fuera de nuestro país…

El Plan de Formación, que se presentó hace unos meses, decía basarse en contratos de aprendizaje, por unos meses, con sueldos mínimos, no más de 400 euros. La formación que se puede hacer, por ejemplo en un Restaurante, sería lavar platos durante ocho horas por un sueldo vergonzoso y una calificación profesional que deja mucho que desear.

Un 38% al autoempleo. Ya he hablado de las dificultades de la pequeña y mediana empresa. El principal problema es que los españoles no tienen dinero para gastar, y por lo tanto, el autoempleo termina en cerrar la persiana de la empresa a los pocos meses de abrir.

El 22% a la intermediación… ¿qué significa intermediación? ¿Los cursos profesionales que dan los Sindicatos y que no sirven para gran cosa a la hora de redactar un currículo profesional?

Hay que ayudar al pequeño comercio, uno de los pilares de la creación de empleo en nuestro país.Los resultados son alucinantes. Mientras que los grandes comercios obtienen aumento en su beneficio, el pequeño comercio cierra por millares cada día. ¿Cual sería su solución? No hace falta inventar nada, ya se hace en los países del Norte de Europa: que el gran comercio cierre a las 18:00 horas, lo que le daría 2 horas diarias al pequeño comercio de barrio para mantener su clientela. En nuestro país se da libertad de horario a la gran empresa, y la competencia se hace agobiante.

Uno de los principales problemas que tiene la pequeña empresa familiar es la falta de créditos, o de los llamados micro-créditos con un interés del 0,50%, que les pueda hacer mantenerse abiertos durante el tiempo que pueda durar la crisis, sin arruinarse.

Un Ayuntamiento de capital de provincia o los Ayuntamientos medios, varios en cada provincia, según nuestros cálculos, en gastos inútiles tienen alrededor de 1.750.000 Euros anuales, repartidos entre asesores, liberados políticos, comidas, representación, dietas por asistencia a comisiones y a empresas municipales. Es una cantidad enorme con la que se pueden hacer muchas cosas. Por ejemplo: micro-créditos para los pequeños comercios y las familias en apuros (además de servir como ayuda social, se obtienen unos pequeños beneficios que estimulan la creación de empleo).

Respecto al IVA:  El Gobierno pretendía ingresar unos 8000 millones de euros adicionales con la subida del IVA en 2013. En total, según el Ministerio, la recaudación del 2012 ha sido de unos 50.464 millones derivados del principal impuesto indirecto de nuestro país….

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario