Economía

El eterno problema del sistema de pensiones y sus reformas

El nuevo año nos trae una reforma de las pensiones con cambios más que significativos que irán evolucionando gradualmente hasta 2027. Esta reforma es necesaria debido a que, el aumento de la esperanza de vida, unido a la crisis actual, provocan que el sistema de pensiones sea insostenible. Ahora bien, ¿significa esto que será la última reforma hasta 2027?

Nuestros mayores

Foto: Bruno Unna

En primer lugar, hasta ahora, la edad de jubilación se establecía en los 65 años. A  partir de 2013, se irá incrementando a razón de 1 mes/año, hasta llegar a 2018. A partir de 2019 y hasta 2027, se incrementará a razón de 2 meses/año, hasta llegar a los 67 años. El mínimo de años de cotización también irá aumentando progresivamente, a razón de 6 meses/2 años, hasta llegar a 2027. Por tanto, para jubilarse en 2027 y recibir la pensión completa, una persona tendrá que tener 65 años y haber cotizado 38 años y medio (antes 35). Los que no tengan los años de cotización necesarios, se jubilarán a los 67 años.

Por otra parte, nos hacemos otra pregunta importante ¿cuánto voy a cobrar de pensión? Hasta ahora, para calcular la base reguladora, se tenían en cuenta los últimos 15 años cotizados. A partir de 2013 y de forma gradual, aumentan los años para el cálculo de la base reguladora hasta los últimos 25 años. Este cambio viene motivado al introducir salarios más antiguos lo que se traduce en una minoración de las pensiones. Además, se prevé que, en el futuro, se ampliará el tiempo hasta incluir la totalidad de la vida laboral del trabajador.

Así mismo, en cuanto a la jubilación anticipada, diferenciamos entre la forzosa (despido) y la voluntaria. En relación a la jubilación forzosa, la edad de jubilación irá aumentando de forma gradual hasta los 63 años (antes 61) y los años de cotización necesarios serán 33 (antes 30). Sin embargo, en la jubilación voluntaria, la edad de jubilación necesaria será de 65 años y los años de cotización necesarios 35 (antes 30).

En otro orden, se introduce una novedad con respecto a la maternidad. A las madres, se les sumarán meses de cotización por un máximo de 2 años por los periodos en que no han trabajado por estar cuidando a sus hijos.

Además, aumentan las bonificaciones a la pensión de los trabajadores que alarguen su vida laboral, de tal manera que podrán llegar a un máximo de un 4% anual para los trabajadores que hayan cotizado más de 38 años y medio.

Por tanto, vemos que en definitiva, tendremos que trabajar más para recibir una pensión inferior a la que se recibe en la actualidad.

Tenemos nuestra opinión personal al respecto desde el punto de vista financiero con planes de pensiones, fondos de inversión, rentas y planes de jubilación para dar respuesta a lo que se avecina. Todo individuo debe tener una previsión para mejorar su pensión en el día de mañana. La prevención y el asesoramiento financiero en este escenario se antoja necesario.

Desde Aspain 11 Asesores Financieros EAFI, tenemos nuestra opinión personal al respecto, pero no somos asesores políticos, aunque si queremos deja una breve mención: “hay otros sistemas de pensión públicos por la nueva estructura demográfica actual que deberían nuestros mandatarios estudiar y comparar”

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario