Fragmentos de mi experiencia como militante universitario y José Yorg

0
183

Apelar al pasado reciente para comprendernos  amigablemente.

Raúl Rodríguez
Raúl Rodríguez, de pie

Después del año de 1983, la Provincia de Formosa, al igual que la Nación Argentina toda, se aprestaba  a vivir plenamente la democracia recuperada tras duros años de dictadura militar. Las óptimas condiciones que se presentaban para una renovación política despertaban entusiasmo por doquier y en el ámbito universitario los estudiantes se lanzaron con fervor a participar  plenamente en los comicios por la primacía de los Centros de estudiantes.

Por mi parte, ingresé al entonces Instituto Universitario de Formosa-IUF- en el año 1989 a la carrera de Técnico en Administración de Empresas e inmediatamente tomé contactos con los jóvenes estudiantes afines al Partido de la Unión Cívica Radical  cuyo  anhelo general era lograr la normalización de la  Universidad  Nacional de Formosa.

En el mismo año de 1989 irrumpe en el Instituto como un volcán  el Prof. José Yorg, a quien ya lo conocía, pues ambos proveníamos de la localidad de Misión Laishi, venía pues con la clara intensión de impulsar la reapertura de la carrera de Técnico en Cooperativismo -que ese momento se encontraba cesada su dictado- toda vez que dos años anteriores habíase inscripto sin resultados, por lo que su acción desbordante estaba encaminada a tener éxito en esta tercera ocasión.

Muy pronto alcanzó notoriedad  Yorg  por la persistencia y peculiaridad  en que realizaba su demanda acompañado por su colega el Prof. Juan Velázquez a través de proclamas, charlas, arengas, debates y demás, logrando visibilidad para las autoridades del IUF quienes lo convocaron  reiteradamente para dialogar sobre su pretensión, y que finalmente acceden favorablemente en el mes de Julio de 1989.

Es así que me integro de lleno a la vida gremial estudiantil contando con  los consejos y sugerencias diversas de Yorg, ocupando en los periodos de los años 1991-1992 la secretaría del Centro de Estudiantes.

Está claro, como entonces, que el Prof. Yorg pertenecía a otra parcialidad política-partidaria y sin embargo estableció un esquema de respeto y consideración especial hacia la Unión Cívica Radical y su referente estudiantil Franja Morada.

En ese marco de acontecimientos, transcurridos los periodos nombrados, y ante la apertura de nuevos comicios de renovación de autoridades del Centro de Estudiantes se plantea un debate sobre mi posible candidatura y la de otro estudiante de la misma Agrupación, momento en que Yorg vuelca, envestido con su bien ganado prestigio, su apoyo hacia mi persona, siendo aceptado esto sin objeción e  inmediatamente se promueve mi candidatura, ocupando así los años de 1992-1993 como Presidente del Centro de Estudiantes del Instituto Universitario de Formosa por la Agrupación Estudiantil Universitaria Franja Morada

Es momento oportuno para señalar  un episodio en referencia a la apertura de la carrera de Técnico en Cooperativismo que nos tuvo como participantes a muchos estudiantes de otras carreras que solicitamos nuestro pase a fin de lograr la cantidad de treinta y cinco estudiantes como requisito, pues no era cuestión de contrariar al ímpetu de Yorg, y así se hizo.

El transcurrir de la carrera cooperativa y en base a las diversas materias eran motivos frecuentes para grandes debates en el aula, en los pasillos o en la Plazoleta de frente al edificio académico, momento en que Yorg desplegaba sus aportes, sus contenidos y opiniones valederas por cierto, de los cuales abrevé en mi formación como hombre y como futuro profesional.

Ocupé otros importantes cargos como Secretario de DDHH – Federación Universitaria de Formosa (1.992 – 1.993),Secretario General – Mesa Regional  Franja Morada– Formosa (1.993 – 1.994), Delegado a la Mesa Nacional de la Franja Morada (1.993 – 1.994), Secretario General – Mesa Regional – Franja Morada- Formosa (1.994 – 1.995);Secretario de Organización de la Federación Universitaria  Argentina – F.U.A. (1.994 – 1.996);Delegado al Comité Nacional de la Unión Cívica Radical por la Mesa Nacional de la Franja Morada,(1.996 – 1998),  Coordinador por Formosa del Programa Nacional de Alfabetización “NUNCA ES TARDE” (1.995 – 2.000),Secretario de Prensa de la Central de los Trabajadores Argentinos– CTA. – Formosa (1.997 – 2.000), Vocal Mesa Nacional – Organización de Trabajadores Radicales (1.999 – 2.001)

Y pensar que Yorg depositó su confianza en mi capacidad en tiempos en que muchos de la Agrupación y del propio partido me retacearon, y lo señalo sin censura ni rencor sino sólo para testimoniar la catadura de quien hablamos.

Brindo esta pequeña semblanza de mi paso por las aulas universitaria de un tiempo muy fructífero de nuestra juventud acompañados por un hombre singular y visionario que concibió una organización como nuestra cooperativa TECNICOOP que despliega una portentosa acción educadora inédita en Formosa con proyección latinoamericana en base a los lineamientos estratégicos por él establecidos.

Queda, a mi modesta opinión que el Prof. Lic. José Yorg, demostró a lo largo de su trayectoria hasta nuestros días una actitud considerada de las creencias político-partidarias y ha mantenido con la Unión Cívica Radical una relación de respeto y afecto especiales, reflejadas en propuestas que llevé adelante con éxito.

Es cierto también que Yorg es un hombre crítico, pero lo es y en  mayor medida consigo mismo. Nos dice sus verdades, al igual que al gobierno en un tono alto del que están dispuesto a tolerar a otro, sin ambages y sugiero que más vale que le escuchemos porque tiene la autoridad moral para ello, se ha ganado con sudor y sacrificio como el que más.

No encuentro mejor definición para Yorg que las que hiciéramos con el Lic. Arguello en un artículo publicado en varios periódicos:

“Alejado está de nosotros el escribir una semblanza acabada de un personaje que adquirió peso propio, sin embargo, consideramos relevante para referenciar a la sociedad, en especial a los jóvenes, que es posible quebrar la mediocridad y el aislamiento para imaginar nuevos rumbos positivos, estamos convencidos, aun más que cuando iniciamos hace más de veinte años la lucha educativa, gremial y política cooperativa, de que el descuello cooperativo de Yorg, no dejará de crecer con el paso del tiempo”.

Y como gusta a José Yorg concluir sus propios artículos decimos:

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here