Sociopolítica

Atentado de Boston: Pedro J. Ramírez y la “tropa conspiranoica”

Ni se me pasó ni se me había olvidado. Únicamente he esperado una oportunidad para escribirlo y la oportunidad me ha surgido con la carta del director de Pedro J. Ramírez en El Mundo del domingo 21 de abril de 2013 titulada “Tan inocente es Morcillo como Zougam culpable”. Morcillo (asunto GAL), Zougam (asunto 11-M)

Atentado Maratón de Boston 2013

Atentado Maratón de Boston 2013. Foto: hahatango

¿A qué me refiero cuando digo que “ni se me pasó ni se me había olvidado”? Me refiero al editorial del periódico El Mundo del mismísimo 11 de marzo de 2013, 9 años después de los atentados que, entre otras cosas, escribía lo siguiente: “Por último, un juzgado de Madrid investiga si las dos rumanas que testificaron contra Zougam mintieron. Es el único hilo que puede quedar para tirar del ovillo del 11-M, aunque la inocencia del condenado sea compatible con el resto de la sentencia ” (el subrayado y la negrita es mío).

¿A qué sentencia se refiere el editorial de El Mundo? ¿A la que pueda dictar ese juzgado de Madrid del que habla? ¿A la sentencia de la Audiencia Nacional? ¿A la sentencia del Tribunal Supremo?En cualquier caso, ¿qué quiere decir cuando escribe que “aunque la inocencia del condenado sea compatible con el resto de la sentencia?

En mi opinión, El Mundo –a falta de una explicación más precisa que invalide mi interpretación–, cinco meses después, viene a decir lo mismo que ya había escrito yo el 21 de octubre de 2012. Lo fundamental que quise decir entonces es esto: Que más allá de la inocencia o culpabilidad de Zougam, la autoría del terrorismo islamista era patente y quedaba demostrada en la sentencia. Y como prueba les transcribo a continuación dos de los párrafos de la entrada en mi Blog del 21 de octubre de 2012 MOHAMED BAKKALI DICE QUE FACILITÓ LAS TARJETAS QUE ACTIVARON LAS BOMBAS DEL 11-M que dicen:

Más allá de la ferviente defensa de Jamal Zougam que el periódico El Mundo está llevando a cabo, me parece conveniente en estos momentos recordar y resaltar un artículo del mismísimo periódico El Mundo a primeros de este año 2012. Tras una de esas series de portadas, editoriales y artículos con la  pretensión de sacar de la cárcel al terrorista islamista Jamal Zougam, El Mundo nos obsequió con un sugerente y significativo titular que lo que hace, en mi opinión, es cuestionar sus propias teorías conspirativas. El lunes 16.01.2012 decía: 11-M LA INVESTIGACIÓN / UN TESTIMONIO CLAVE MOHAMED BAKKALI Socio de Jamal Zougam en el locutorio de Lavapiés Insiste en que fue él y no Zougam quien le dio a ‘El Chino’ las tarjetas que activaron las bombas del 11-M. Pero él quedó libre a los tres meses mientras su socio pasará el resto de su vida en la cárcel. “La única diferencia entre Jamal y yo son las testigos”.”Yo les vendí las tarjetas a ‘El Chino’ “.

El periódico El Mundo, en su afán de “negar la menor” (la participación de Zougam en los atentados), “afirma la mayor” (que en el locutorio de Zougam se vendieron las tarjetas con las que ‘El Chino’ y los demás terroristas islamistas activaron los móviles que utilizaron para detonar las bombas con las que ejecutaron los atentados). Y esto último es lo que cuenta, lo importante, lo fundamental; al margen de quien pudiera atender el almacén, la caja o el escaparate; al margen de quién era el que subía o bajaba el cierre de la tienda.

He leído y releído la frase “aunque la inocencia del condenado sea compatible con el resto de la sentencia” del editorial de El Mundo para tratar de escudriñarla en profundidad porque no sé si es un reconocimiento del “resto de la sentencia”, lo que supondría el consiguiente malestar de la “tropa conspiranoica”, o es un descuido, o es un ponerse la venda antes de la herida, o es un juego más de prestidigitación a los que nos tiene acostumbrados, o es un acto más de ese tejemaneje absurdo que El Mundo se trae con el 11-M.Tal vez algún día Pedro J. Ramírez la explique más detalladamente. Bueno… esto y –vuelvo a insistir– lo de los servicios secretos PEDRO J. RAMÍREZ, EL 11-M Y LOS SERVICIOS SECRETOS, que desde que escribió sobre ello en junio de 2012 no ha vuelto a escribir nada más. Si Pedro J. Ramírez persiste en elmutismo evidenciará que iba de “farol”, a no ser que laVicepresidenta del Gobierno del PP, Soraya Sáez de Santamaría, responsable de estos asuntos, nos cuente algo.

Pedro J. Ramírez vuelve de nuevo con Zougam y no deja de ser chocante que lo haga el mismo día en que un gran titular de la portada del periódico que dirige diga “Dzhojar tuiteó en el maratón de 2012 una amenaza coránica”, refiriéndose a uno de los “presuntos” autores del atentado en la “117” maratón de Boston.

Lo raro es que Pedro J. Ramírez y la “tropa conspiranoica” no hayan culpado ya a los policías y jueces estadounidenses, o a los servicios secretos de Barack Obama, o a ETA –las ollas eran de la empresa Fagor, del Grupo Mondragón, del País Vasco. Recuerden la teoría conspirativa que se fabricó El Mundo para el 11-M con una cinta de la Orquesta Mondragón–, o a Zapatero (bueno, a Zapateroya no, que ha escrito recientemente otro artículo en El Mundo “Irak, 10 años” sin citar en ningún momento el 11-M), o a Rubalcaba, que parece ser que en su tiempo practicó el atletismo.

Aunque a mí no me resulta chocante, para nada. Ha sido y sigue siendo la estrategia de Pedro J. Ramírez de desdeñar las amenazas del terrorismo islamista en el 11-M y de acreditar las amenazas del terrorismo islamista cuando son fuera de España.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario