Economía

El Mercado es Uno

bolsaCon la frase “Da igual que el gato sea blanco o negro, lo importante es que cace ratones“, en 1960,  Deng Xiaoping, dio el pistoletazo de salida a la carrera sin control del la economía de mercado. La aplicaron en los 80 Thatcher en el Reino Unido y Reagan en los Estados Unidos de América.

Felipe González la citó en España y en los 90 volvió a repetirla a modo americano Bill Clinton, demócrata: «La economía, estúpido» (the economy, stupid).

Es la caza sin más ley que la de la moneda de cambio. Cuando se habla en plural de mercados es porque las monedas son varias: dólar, yen, dinar, euro, etc. Cuando se habla de globalización, entonces El Mercado es Uno.

Se cuenta una anécdota de ‘el Gallo’. Al conocer que Ortega era filósofo, el torero espeta “Tié q’haber gente pa’tó”.

En estos tiempos, desde los 60 en que el líder chino diseñó el gran plan de liberalización de la economía, la política es the economy.

No encuentro trazas filosóficas en el mercado, gente pa’tó, filósofos que hablen de  laicidad en la cultura, del respeto a las Naciones antes que a los Estados, de la globalización de la igualdad, de la dignidad de la mujer, de las migraciones libres semilleros de humanismo, del  respeto al planeta,  Tierra que nos sostiene. Iban a ser los objetivos de este tercer milenio. Pues no. La sombra del último siglo del anterior milenio es alargada y ha helado, a la umbría de la estúpida economía, estas cosas tan raras, que en su jerga diría ‘el Gallo’.

Salinas cuenta la misma anécdota, cambiando de personajes. ‘Lagartijo’, “varón de parvas letras y mucho seso”,  conoce a un madrileño, que visita Córdoba. Cuando un amigo común explica al torero que el señor es histólogo, ‘Lagartijo’ pregunta: “¿Y ezo, qué é’? La explicación deja perplejo al torero, que dice: “Ná, ná,  que azi ez er mundo. ¡Hay gente pa tó!’.

Tal vez, como las anécdotas desaparecen y los personajes cambian, pueda atribuirse la rareza, pese a todo,  al economista  José Luis Sampedro, para quien no era lo mismo saber que poder; no era lo mismo producir para las necesidades humanas que producir para ganar dinero. “¿Y ezo, qué é’?

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario