Sociopolítica

Atentados: De Boston a Madrid, pasando por Carlos Cuesta

Atentado Maratón de Boston 2013

Atentado Maratón de Boston 2013

Estados Unidos ha dado esa respuesta al mundo entero. Exactamente la contraria a la que dimos nosotros el 11-M“, escribe Carlos Cuesta en el periódico El Mundo del 22.04.2013 en un artículo titulado “Querer ser un país”, en el que ensalza la respuesta unida y cerrada, sin fisuras, dada por los estadounidenses ante el atentado en la maratón de Boston, contraponiéndola con la respuesta dada por la ciudadanía ante el atentado del terrorismo islamista perpetrado en Madrid el 11 de marzo de 2004.

Pero claro, lo que Carlos Cuesta no cuenta es la actitud y lo dicho por Barack Obama tras el atentado en la maratón de Boston –”No sé quién lo ha hecho pero los responsables sentirán todo el peso de la Justicia“– con la inicial y posteriormente mantenida mentira del Gobierno del PP de Aznar “adjudicando” el 11-M a ETA, aun cuando ya todo el mundo sabía que habían sido los terroristas islamistas.

Lo que no cuenta Carlos Cuesta es que El Mundo –el periódico en el que escribe–, tras el 11-M orquestó junto con el PP una campaña de acusaciones contra policías, tedax, guardias civiles, jueces y fiscales –campaña que sigue al día de hoy– por el hecho de que la autoría islamista de los atentados no era de su conveniencia; porquelo que les convenía para sus intereses políticos es que hubiese sido ETA. O sea, exactamente lo contrario que han hecho Barack Obama y la ciudadanía estadounidense.

Lo que no cuenta Carlos Cuesta es que el entonces Ministro del Interior, Ángel Acebes, compareció tras el atentado del 11-M llamando “miserables” a aquéllos que ponían en duda la autoría de ETA.

¡Igualito Carlos Cuesta, igualito que Barack Obama!

Lo que no cuenta Carlos Cuesta es que los teóricos de la conspiración surgidos al calor de la desilusión provocada por no haber sido ETA, acusaron a la oposición de entonces (el PSOE con Zapatero a la cabeza) de ser los ideólogos, autores y cómplices de la masacre una vez que se dieron cuenta que lo de ETA ya no colaba ni a nivel nacional ni a nivel internacional. Nada que ver con la actitud de Barack Obama.

Lo que no cuenta Carlos Cuesta es que los terroristas islamistas del 11-M han sido juzgados, pronunciándose sentencias de la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo. Sin embargo, el propio Carlos Cuesta continúa su cruzada conspiranoica, desprestigiando a policías, guardias civiles, CNI, jueces y fiscales.

¡Son tantas las diferencias entre la actitud de los estadounidenses en el atentado de la maratón de Boston con la actitud del PP y El Mundo tras el once de marzo de dos mil cuatro! ¡Son tantas las cosas que Carlos Cuesta no cuenta! Tantas, que no hace falta que Carlos Cuesta dé lecciones de “querer ser un país”. Si acaso, que empiece a aleccionarse él mismo; que empiece por sacudirse ese estado de frustración y aturdimiento en el que ha quedado por no haber sido ETA la autora de los atentados; que empiece por él mismo, quitando de sus palabras y escritos el ocultismo, la manipulación y el engaño.

El 24.04.2013, dos días después de escribir su artículo, un gran titular también en El Mundo decía: “EN VENGANZA POR IRAK Y AFGANISTÁN. Dzhojar dice que su hermano montó las bombas con ayuda de una revista de Al Qaeda“, en referencia al atentado en la maratón de Boston. Patidifuso se habrá quedado Carlos Cuesta cuando haya leído este titular en el periódico en el que escribe. Periódico que, sin embargo, sigue ignorando –pese a los numerosos hechos probados en la sentencia– las proclamas de los terroristas islamitas en el 11-M, que invocaron la participación del Gobierno del PP de Aznar en la ilegal guerra contra Irak como argumento para la ejecución de los atentados.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario