Sociopolítica

La austeridad es mala para la salud

“La verdad es que esto de la Cospedal con los enfermos sobrepasa ya los límites de la tolerancia y de la paciencia de la gente”.

urgencias

Foto: Tomas Fano

Alguien que tuviera ascendiente sobre ella debería preguntarle a María Dolores de Cospedal, presidenta de Castilla-La Mancha y secretaria general del PP, que es lo que le pasa con las personas enfermas. Primero fue aquello de dejar algunos pueblos castellano-manchegos sin servicio sanitario de urgencias nocturnas y ahora le ha tocado a los enfermos que usan oxígeno en sus domicilios a los cuales el Servicio de Salud castellano-manchego les ha enviado una carta advirtiéndoles de que debido al poco uso que hacen de la Terapia Respiratoria Domiciliaria, menos de tres horas al día, un técnico de Linde Médica pasará a retirar de su domicilio el dispositivo de dicha terapia. Imagino que Linde Médica deberá ser una empresa privada a la cual se le ha adjudicado este servicio. De todo ello saco la conclusión, puedo estar equivocado, de que el oxígeno se les retira porque estos enfermos no son “rentables”. No encuentro otro motivo que justifique esta medida. Posiblemente sean más “rentables” si cada vez que necesitan esa terapia, que puede ser a cualquier hora del día, acudan al Área de Urgencias donde posteriormente serán criticados por “colapsar” este servicio. Si vas por el sol te quemas y si vas por la sombra te hielas.

La verdad es que esto de la Cospedal con los enfermos sobrepasa ya los límites de la tolerancia y de la paciencia de la gente, no ha tenido bastante con el varapalo que le ha dado la Justicia anulando su decreto de ese cierre nocturno de urgencias antes mencionado, que ahora por lo visto pretende que a los enfermos que usan oxígeno les dé el “achuchón” más horas al día. Mientras les pueden aplicar el boca a boca, suministrarles aire con un abanico o mediante el soplillo que se utiliza para avivar el fuego. Perdón por la ironía, pero hay momentos y situaciones en que uno debe tomarse la cosa, aunque sea muy seria, con un cierto desenfado y de este modo evitar salirse del tiesto. Todo esto da que pensar y uno piensa que  a Cospedal la salud y la vida de las personas parece que le preocupa poco, pero le doy un margen de confianza pues creo que algo de sensibilidad y de compasión, por los sufrimientos de los demás, le debe quedar.

Acabo diciendo lo mismo que el Tribunal Superior de Justicia manifestó en su auto a Cospedal cuando le anuló su decreto sobre el cierre de las urgencias nocturnas en algunos pueblos de Castilla-La Mancha: “El ahorro económico no es equiparable a los serios riesgos sobre la salud y la vida humana”. Y desde luego no estoy de acuerdo con Mariano Rajoy cuando dijo que esta mujer “es un ejemplo a seguir”. No veo el porqué.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario