La Bestia y el Apocalipsis católico

0
162

Una concepción del mundo, la católica, ha ocupado el Gobierno de Rajoy para saltar a la conquista del Estado y, desde esa posición, imponernos la doctrina cristiana. El nacionalcatolicismo está en marcha. ¡¡¡Viva Cristo Rey!!! ¡¡¡Viva la Guerra Civil!!! ¡¡¡Viva la muerte!!!, gritan embravecidos.

Dies Irae
Dies Irae. Foto: Marcell Schwarz

Los propagandistas de la fe, como cruzados sanguinarios y al servicio de la miseria cristiana, no dejan de lanzar sus consignas a los cuatro vientos. ¡¡¡Gritos triunfales!!! ¡¡¡Dies irae!!! Sus gargantas, enrojecidas por el esfuerzo, son relevadas una tras de otra por un ejército de fanáticos con sotana, con corbata y con peineta. Los guerracivilistas, dirigidos por el pope  ‘capón’ Rouco Varela, se abalanzan sobre los altares del Poder. Con el placer que les produce la violencia moral combaten las miserias que les proporciona la castidad. El sadomasoquismo es su necesaria fuente de placer.

Sus hogueras, que alimentan con los cuerpos de los herejes, parecen incombustibles. Sus antorchas, que incineran bibliotecas enteras, los guían entre tinieblas. El odio, que corre por sus venas, alimenta su ignorancia. Los embrutece. La revancha afila sus dientes. La venganza apacigua sus ansias.

La Bestia católica ha decidido tomar la civilización, pasarla a cuchillo, castrarla, reducirla a cenizas y sacralizarla. Para mayor gloria de dios. Se acabaron las fantasías humanistas renacentistas e ilustradas. Se acabaron los derechos individuales y la felicidad. ¡Viva el humanismo integral cristiano! El totalitarismo que viene.

Temblad feministas porque volveréis a ser secuestradas en los fogones de las cocinas. Como santa Teresa de Jesús idealizaba. Temblad abortistas porque seréis ensartadas en hierros candentes que purificarán vuestras entrañas. Temblad librepensadores porque os sacarán el cerebro de cuajo. Temblad hedonistas porque seréis arrojados a los excrementos de los ángeles. Temblad homosexuales porque seréis descuartizados en dos. Temblad escritores porque os arrancarán los brazos. Y luego… os cortarán la cabeza. Temblad ateos porque os servirán como manjares en el sacrificio de sus altares. ¡Temblad! y ¡temblad ya!, si no sois capaces de defender vuestra libertad. Mi libertad.

Las libertades están amenazadas. Se espera una respuesta. Una reacción frente a los pestilentes fantasmas que emanan de las letrinas del Medioevo dispuestos a salvar nuestras almas destruyendo nuestros cuerpos. Lo único que podemos decir que somos. Lo único que identifica nuestro yo. Sobre nuestras cenizas levantarán sus altares. El reino de dios durará tres veces mil años. Como el IIIer Reich. Entonces, el fin del mundo será nuestra única esperanza.

Crédulos, inocentes, débiles ¿creíais que la Bestia dormía? La Bestia nunca duerme, siempre está al acecho, agazapada, esperando su oportunidad. Ahora se abalanza sobre la presa. Tú, yo, nosotros. Todos somos nosotros. Que nadie crea que será olvidado, ignorado, cuando vea cómo sacrifican en sus altares las libertades de los otros. Necios, despertad de la hipnosis a la que os someten con sus inciensos. La Bestia tiene mil cabezas y las muta. Pero nada cambia. Siempre es la misma. Despierta y defiende tu libertad. También es mi libertad.

[Recomiendo la lectura de este artículo escuchando el “Dies irae” de Mozart

http://youtu.be/pqaARDsiJv4

Carmina Burana

o, si lo prefieres:

Another Brick In The Wall de  Pink Floyd  , lo recomiendo]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here