Sociopolítica

Lo peor de un Gobierno: la mentira

Después de 17 meses en el Poder, con el balance más negativo que haya tenido ningún otro Gobierno en democracia, la mentira no puede significar nunca el intento de crear confianza en el futuro, y sólo puede entenderse como la excusa de la impotencia y la incapacidad.

¿Cómo podemos creer que el Ministro más rico del Ejecutivo, según las declaraciones del IRPF, como fórmula para la austeridad nos diga que  bebe yogures caducados, se ducha con agua fría y come gusanos? Eso en mi tierra es tomarle el pelo a todos los españoles sin ningún pudor.

¿Cómo se puede hacer una reforma educativa, en un país aconfesional, que no tenga en cuenta las diferentes comunidades religiosas que lo habitan, obligando a todos los alumnos a estudiar la doctrina cristiana, para conseguir aprobar el curso y puntuando para obtener becas? Eso es una aberración ideológica que solo puede llevar al fracaso a dos tercios de la población escolar… ¡y además la justifique como “imprescindible” para evitar el paro! La educación es algo muy serio y no puede estar en manos de los Ministros que en cada momento la dirigen. La educación necesita un Pacto de Estado que elimine la intervención política para dejarla en manos profesionales. El Ministerio sólo debe procurarles los medios necesarios para el funcionamiento público y de calidad.

Pero ¿cómo podemos creer a una Ministra de Sanidad que, después de estar en el Foro Ideas+Diálogo  dando detalles de la  puesta en marcha del copago farmacéutico, pretende que nos pasemos a la medicina natural para ahorrar? Claro está ‘su Ministerio’:  la medicina natural no entra en la Seguridad Social. Al mismo tiempo nos dice que la Sanidad será gratuita, de calidad y universal, mientras se cierran ambulatorios, abandonando a los pacientes a su suerte…

Pero vamos hablar de lo verdaderamente preocupante. La creación de empleo. El Presidente nos promete, por enésima vez que este año, empezar a crear empleo, cuando todos los indicadores dicen lo contrario y ya hemos llegado al 27% de paro, estamos en el furgón de cola europeo y el Presidente nos dice que su Reforma Laboral es buena… cuando sólo observamos a nuestro alrededor hambre y miseria. Urge a su Partido a explicarnos… ¿Qué nos van a explicar que no sepamos ya? ¿Quizás pedirle a la Blanca Paloma que eche una manita a la Ministra de Trabajo más negada que nunca ha tenido España?

Hemos vuelto a la España de los años 50, donde nuestros jóvenes cerebros se marchan por toda Europa para poder desarrollar sus programas y proyectos, mientras que el Gobierno mantiene miles de enchufados que comen de la mamandurria del Estado en vez de invertir en investigación y desarrollo para crear trabajo de calidad.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario