Sociopolítica

Se rompe el bipartidismo, ¿bienvenido el pluripartidismo?

Según las últimas encuestas de intención de voto, si en estos momentos tuviésemos unas elecciones generales, necesitaríamos varios Partidos Políticos para poder formar Gobierno. Esto que a muchas personas (principalmente los militantes de los partidos minoritarios) les parece la panacea como solución a nuestra crisis política e institucional, si estudiamos algunos precedentes, no lo es tanto.

Bipartidismo

Foto: Mataparda

Italia nos lleva demostrando desde la II Guerra Mundial que el pluripartidismo sólo le soluciona la vida a la casta político burguesa. Lo primero, por la ingobernabilidad, en Italia los gobiernos tienen una media de año y medio en el poder. Lo segundo, porque el aumento de Partidos en el poder, genera un mayor clientelismo político, al que minguno renuncia, por muchas promesas que hagan: cargos de confianza, asesores y liberados políticos, que forman el cortejo de quienes están en el poder, todos con sueldos millonarios y la mayoría sin una cualificación para desarrollar el cargo que ocupan. Es tan fuerte el clientelismo político en Italia, que incluso de las recientes elecciones ha salido un Gobierno de coalición que beneficia a todos los políticos. Los trabajadores, el pueblo y los Sindicatos, ya se están manifestando por calles y plazas.

En Alemania, que pasa por ser el país más serio de Europa, en el Estado de Baviera, con varios años con coaliciones de Gobierno, se ha descubierto recientemente un clientelismo político sin precedentes. Entre otras muchas barbaridades, un padre Diputado contrató a sus dos hijos de 12 y 14 años como auxiliares, y lo mismo o parecido hacían todos: verdes, rojos y azules.

No señores y señoras, el pluripartidismo no resuelve nada, sólo enriquece a un mayor número de políticos del tres al cuarto que, una vez en el poder, te miran por encima del hombro como diciendo: “¿Y tú que quieres, contribuyente? ¡Paga y calla!”.  Si no somos podemos soportar el mantener el clientelismo de un solo Partido con mayoría absoluta, ¿quién podrá soporta el clientelismo de 4 Partidos en el poder?

La Ley Electoral debe cambiar. El Presidente del Gobierno debe ser elegido por todos los españoles con sufragio universal libre y directo a dos vueltas y los Parlamentarios de cada provincia en listas abiertas. Es la única manera de conseguir un Gobierno coherente con los deseos del pueblo. Lo que pone el pueblo, lo quita el pueblo, con referéndum popular o con nuevas elecciones. Hay que terminar con las mociones de censura interesadas que no representan los intereses de la ciudadanía.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario