Sociopolítica

Hemos vuelto a los años 50

Decir que hemos vuelto a los años de la Dictadura no es precisamente una ironía falta de argumentos. Es una constatación, cuajada de ejemplos, que nos lleva a una preocupación constante sobre el porvenir de nuestros hijos.

Si leemos las portadas de la Prensa, cada día nos encontramos con anuncios que lo confirman.

La I+D está muerta en nuestro país, hace tan solo tres años, una de las mejores Ministras que ha tenido nuestro país (posiblemente por ser una gran investigadora) Cristina Garmendia, situó la Investigación y el Desarrollo español entre los mejores de Europa.

Este retraso lo prueba la cantidad de jóvenes que cada día, en los telediarios, nos cuentan por qué han tenido que marcharse de España para desarrollar sus proyectos tecnológicos y como nuestro Gobierno apuesta por el trabajo barato tercermundista.

A pesar de que la Ministra de Trabajo está recibiendo toda clase de ayudas Europeas para crear empleo, ha  firmado con la Ministra de Trabajo alemana un acuerdo para mandar a nuestros jóvenes con contratos baratos de formación aquel país, mientras tanto el Plan de Empleo arranca con la mitad del dinero prometido.

Francisco Franco, General, Dictador de España

Franco. Algunos añoran su regreso… Foto: GonzalezNovo

Cuando ves todo esto y, al mismo tiempo, a la Prensa en la puerta de los juzgados, confirmando que buena parte de la cúpula del Partido en el Gobierno recibía ‘sobre-sueldos’, que al parecer declaraba a  Hacienda… y te preguntas ¿de dónde procedían esas enormes cantidades de dinero? Las cuotas de los militantes de los Partidos Políticos apenas cubren el mantenimiento de sus sedes… Las Campañas electorales cuestan un ojo de la cara y parte del otro. ¿Tienen una máquina de hacer billetes de 500 euros? Muchas dudas y demasiadas casualidades que nos hacen pensar en la época dictatorial, época en la que los juicios terminaban con sentencias incomprensibles o con causas prescritas.

El dinero de las administraciones, en vez de invertirse en crear empleo, se va en obras faraónicas que terminan sin tener ninguna utilidad para los contribuyentes, y mire usted, ¡qué casualidad que esas obras las realizan siempre las mismas empresas!, ¡igualito que en los años 50!

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario