Economía

Si no es una lucha de clases, ¿qué es?

La historia se repite y como si de un mantra se tratase la crisis de la deuda también, los expertos internacionales lo tienen claro, no es una crisis económica, es una crisis de deuda, los políticos españoles  piensan que esto se arregla quitando las comarcas o diputaciones provinciales. Siento decirles, que se equivocan. Sí es cierto que el Modelo de Estado necesita reformarse, pero su reforma no nos va a sacar de esta crisis.

Lucha de Clases

Foto: neuropata

Philip Coggan, redactor jefe en The Economist y uno de los más prestigiosos periodistas financieros del mundo hacia las siguientes declaraciones en El Confidencial, afirmaba que “el problema realmente es la deuda conjunta de una sociedad”,  Coggan lo tiene claro, el índice de endeudamiento privado en España supera con creces el público, un 200% del PIB, pero la deuda del Sector Público en España no es tan escandalosa como en Holanda, un 250% o como en EE.UU un 105% del PIB.

Han pasado ya seis años desde que empezó la crisis y no hemos solucionado nada porque principalmente no hay un acuerdo sobre quién debe pagar esta deuda.  Aunque, hoy ya  las noticias ya apuntan maneras, el camino, el modelo Chipriota, que paguen los depositantes con sus ahorros, todos aquellos que tengan en el banco más de 100.000 Euros serán expoliados. Pero las grandes multinacionales no, esas a las cuales financiamos y que tan bien guardan su dinero en los paraísos fiscales, esas no se tocan. Hoy sabemos que 33 de las 35 empresas del IBEX 35 tienen cuentas en paraísos fiscales y no tributan lo que deberían, no se ha adoptado ninguna medida sobre ellas.

En lo que todos coinciden es en los escenarios y las soluciones. Además es unánime la opinión: la deuda es impagable. Los diferentes informes de expertos internaciones que se mueven y de los cuales poco o nada se habla en España son los siguientes:

Primer informe. Philip Coggan

Primero. No hay ninguna solución que no ofrezca sufrimiento por décadas.  “El problema”, explica Coggan “es que hemos hecho demasiadas promesas. No sólo es la deuda, también le hemos prometido a la gente que pagaremos sus pensiones, protegeremos su salud, educaremos a sus hijos… Pero todo va a ser más caro a medida que la gente se haga mayor”.

Segundo. El estancamiento. Lo que ocurrió a Japón y dejó al país en una profunda crisis durante más de 12 años, ahora tan apenas vuelve a crecer a costa de crear una falta inflación monetaria.

Tercero. Inflar la oferta del dinero. Modelo EE.UU/ Japón. Obligar a la FED (Reserva Federal) a comprar títulos de deuda para así poder seguir inflando la bola de la deuda. Esta misma semana un representante de la FED, dijo que no lo iba a seguir haciendo y tuvo repercusión en todas las bolsas mundiales. España no lo puede hacer porque no tenemos el control de la moneda y Merkel es reacia principalmente porque perjudica a Alemania, Ésta se financia en negativo, no necesita hacerlo.

Cuarto. Default. Que al final es lo que va a ocurrir. Ni la economía ni la democracia van a aguantar esta situación. España genera más de 400 millones de deuda al día, el déficit sigue aumentando debido a que ha entrado el país en la llamada “zombificación”. Es decir, ni crecemos ni se nos espera.

Segundo Informe. El Informe de Marco Valli.

Este informe ha pasado de puntillas por España, y ningún medio de comunicación se ha hecho eco de él, ¿casualidades? Sus conclusiones en cualquier caso demoledoras:

Para la opción 1, sugiere una tasa real que comienza en cero y se reduce en 1 punto por año (-1% -2%, etc.) Esto reduciría la relación deuda-PIB del 100% al 60% dentro de 12 a 13 años, pero a costa de las tasas reales muy negativas (-12%) para el final, que parecen inverosímiles. Imposible.

Para la opción 2, una tasa real negativa constante de -5% tomaría 25 a 30 años para reducir la proporción del 100% al 60%, pero al 4%, se necesitarían 100 años.

Para la opción 3, un shock de inflación de una sola vez tendría que ser 40% más en un año para obtener el efecto necesario, lo que tendría impredecibles consecuencias.

Tercer Informe. Fundación Ebert (Alemania). Presenta cuatro escenarios

El primero, muddling trough. O la política de Austericidio llevada por Alemania. El euro sobrevivirá pero no habrá crecimiento en los países del sur de Europa. Modelo griego, portugués o chipriota.

El segundo escenario, Break-up. Ruptura del Euro en bloques, habrá un grupo de países que permanecerían dentro y los que se irían del euro.

El tercer escenario, Core-Europe, reforzar la política monetaria, con menos miembros, aquellos que puedan cumplir los requisitos.

Y el último y cuarto escenario Fiscal Union Completed, el que los países del sur quieren, que garantice crecimiento, empleo, presupuesto para todos en las mismas condiciones.

La deuda pública española aumenta en 400 millones de euros al día, el saldo del año anterior fue de 641.460 millones, un 10.5% más, este año se espera que el saldo sea de 212.854. Tan sólo en el pago de intereses de deuda anuales pagamos 37.000 millones de euros, un tercio del presupuesto del país y el 22 de mayo, el Fondo de Reserva Federal publicó un artículo que titulaba “Endeudamiento externo en la periferia de la zona Euro: El Fin Está Cerca”.

Por si esto no fuera poco, ya se habla de un posible crack bursátil mundial debido principalmente a debido a la suma de estos factores y al fin de la burbuja inmobiliaria China, los expertos estiman que de producirse dicho crash causaría un impacto a nivel global 10 veces superior al que provocó el colapso del emirato petrolero de Dubái.

Y mientras todo esto sucede, en España, se habla de la regeneración democrática, de las comarcas, de las diputaciones provinciales, como si con esas medidas todo se solucionará mágicamente. Además los medios de comunicación, en manos de grandes corporaciones empresariales han puesto la maquinaria a funcionar, el Grupo Santander  que es uno de los dueños de Prisa, y que tiene sus cuentas en paraísos fiscales, nos ofrece cada semana vía Metroscopia unas encuestas tremendamente cocinadas y empíricamente indemostrables. No habría ningún politólogo que se precie a firmar dichos escenarios porque no hay un método científico que lo haya hecho en la historia de la Estadística.

Es evidente el efecto, abrir una brecha en lo que ya como es obvio ocurrirá, surgirán con más fuerza los partidos de izquierda que se nieguen a pagar la deuda e intentarán parar por todos los medios esta tendencia, ya que como antes he dicho, 33 de las 35 empresas del IBEX 35 tienen sus cuentas en paraísos fiscales y el Grupo Santander es una de ellas, por eso utilizan a los medios de comunicación para su objetivo, ya que los partidos de izquierda obligarían a tributar a las empresas en España o a eliminar los paraísos fiscales, pero, el problema es que el tsunami es tan grande, que no lo van a poder evitar. Sencillamente no está en su mano.

Es sin la menor duda, una lucha de clases, de los muy ricos (grandes multinacionales y grupos financieros) contra todos los demás como el mismo Coggan afirma.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario