Sociopolítica

Pensiones

No ha mucho tiempo, apenas un par de años, cuando el entonces Presidente Zapatero pidiera congelar las pensiones, el  portavoz de la oposición Mariano Rajoy tuvo una serie de argumentos tan convincentes que termino dándole una mayoría de Gobierno. A recordar: El sistema de pensiones sólo lo podremos salvar creando empleo para conseguir cotizaciones que mantengan el equilibrio entre actividad laboral y pensionistas. Para conseguirlo se comprometieron a crear 3,5 millones de empleos en la legislatura…

Soraya Saenz de Santamaría

Soraya ‘ventilador’, la del ‘¡Y tú más!, la que vive en una realidad paralela (la de los políticos ‘bienpagados’); la voz de su amo ¿o quizás el ama del muñeco de guiñol? ¡Ave María Purísima! : Iglesia en Valladolid

Ahora, de lo dicho no hay nada. La evidente incapacidad de crear los 3.5 millones de empleos  nos lleva a una reforma drástica de las pensiones, al punto que, según las propuestas, permite pensar que se quieren cargar literalmente el sistema actual público de pensiones, algo que ha funcionado bien y que ha conseguido que, después de su periodo laboral, las personas tengan la justa tranquilidad.

Del reconocimiento por haber cotizado durante 40 años, con sus contribuciones mantuvieron el sistema, ahora se habla de que las pensiones no se evaluarán por los años de cotización, ahora se basará en la esperanza de vida yen  la solidaridad intergeneracional… Y pienso yo, ¿aquellas personas que mueren a los 60 años y tienen 40 de cotización y no han cobrado nada, qué pasa con ellos y sus viudas? Lo que nos lleva a que de esa forma nos afiliemos a pensiones privadas (se inventan un nuevo pelotazo) al estilo Estadounidense, carísimo, y que sólo se pagan los altos cargos empresariales, mientras que los trabajadores de 65 años tiran de los carritos en los supermercados para que les den una propina de 1 Dólar y así poder sobrevivir.

El fracaso del actual Gobierno es tan alto, que la euforia de los 98.500 empleos de Mayo-Junio (en el 98, algo parecido fue descalificado por Rajoy en el Parlamento, diciendo que era normal para una España que vive del turismo y del verano) ha durado tan poco que la prima de riesgo hoy vuelve a ponerse a niveles del mes de Febrero.

La falta de credibilidad de un Gobierno dirigido por una vicepresidenta considerada por españoles e inversores extranjeros como la especialista en poner el ventilador e incapaz de dar respuestas serias sobre la situación Judicial de miembros del Gobierno y de altos cargos de su Partido, bajo sospecha por informes policiales y Fiscales.

Un Gobierno que con todo lo que tiene encima, en cualquier otro país ya se hubiese por lo menos sometido a una moción de confianza.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario