Ciencia

¡Ética, por favor!

Alfred Nobel, tras la comercialización de su invento, la dinamita, comprendió que debía tratar de reparar el daño que causó su invención y creo los Premios Nobel. Esto se explica por la presencia de una ética en el de forma espontánea y no impuesta pero que no se da en todas las personas.

Foto: justinbaeder

Foto: justinbaeder

Después de tantos años en muchos campos de la ciencia no se aplica una ética, no solo para no cruzar barreras éticas en la investigación si no en los efectos económicos, sociales, medioambientales, laborales, etc. que se originan tras la aparición de un nuevo avance científico.

Aunque sería deseable, no pretendo la creación de miles de códigos deontológicos o éticos para los diversos campos de la ciencia, trato de que sirva como una reflexión para aquellos científicos e investigadores que actualmente estén trabajando en diversos avances o mejoras científicas.

No todo debería valer en la investigación, si por ejemplo, en teoría es posible llevarlo a la realidad, puede ser muy peligrosa, como podría serlo, la creación de un “agujero negro” o una nueva arma de destrucción masiva química o biológica. Hay que preguntarse para qué servirían y el riesgo asumido para algo cuya utilidad básica es la muerte masiva o demostrar que se ha podido realizar. Hay que plantearse si ello ayudará a la humanidad o la perjudicará.

La Economía es una ciencia donde no se tiene en cuenta, en ocasiones, más que la obtención de beneficios al menor coste sin tener en cuenta el daño social o al empleo que se ocasiona. Es necesario crear una ética que impida actuar de forma dañina socialmente, pero nunca se ha hecho. El mal uso ha causado la actual crisis y otras en el pasado, abusando de la confianza que sin ética no puede garantizarse.

Crear un mamut por clonación o clonar seres humanos para oscuros objetivos, deberían estar regidos por esa ética, pero no en todos los lugares es así. El problema es que la ética no es obligatoria sino que depende del país en que se esté. Básicamente se busca establecer límites que no debieran ser rebasados.Pero en una sociedad donde priman los intereses económicos se prescinde de la ética a cambio de dichos beneficios económicos.

¿Cuál es la solución? Nadie puede afirmar cual es, pero una muy aceptada es la adopción de medidas o normas éticas internacionales de obligado cumplimiento con diferentes comités éticos que las supervisen.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario