Sociopolítica

Paraguay está más atrasado (comparativamente) hoy que en 1864

Enfoques cooperativos; Hoy: Paraguay está más atrasado (comparativamente) hoy que en el año de 1864.

¡Que expliquen cómo es posible! 

02

El Paraguay Independiente de 1864 exhibía una economía consolidada y en franco desarrollo, prueba de ello son los indicadores inequívocos que nos ilustran convenientemente: ferrocarriles, telégrafos, fundiciones, astilleros, caminos, floreciente y ordenada producción, escuelas y becados, justicia social estricta, en fin.

Vamos por la negativa: no existían campesinos sin tierra, no existían mendigos o hambrientos, no existían explotadores, no existía un Estado corrupto e ineficiente, no existían saqueadores, no existía una dependencia económica y política exterior.

Fue, Paraguay Independiente, la Nación más moderna, ello se constata por el contorno de su estructura institucional y fabril obediente a un plan de desarrollo y crecimiento económico-social derivado de estudios e investigaciones sobre la Europa fabril, especialmente de Inglaterra.

En la planificación económica tendiente a un desenvolvimiento fabril moderno y dinámico, los becarios enviados a Europa a estudiar las diversas artes, oficios ,ciencias y tecnología desempeñaron un rol de enorme importancia, al igual que los técnicos contratados, es decir, lisa y llanamente, la importancia estratégica de la formación de los talentos humanos necesarios para el sólido ensamble fabril paraguayo.

La ordenada producción agroganadera a partir de las “Estancias de la Patria” y las experiencias exitosas ejercidas por los jesuitas constituyeron junto a la artesanía y la confección de vestimentas, productos elaborados como el azúcar, licores y otros que fomentaron el comercio, permitiendo así alcanzar portentos niveles de efectividad económica.

¡¿Cómo, sino a través de la elaboración y ejecución de una lúcida planificación administrativa y política estatal de primer orden, se hubiera realizado tal desarrollo económico social, sin malformaciones estructurales que trabaran su camino hacia el proceso de la construcción de un nuevo modelo de sociedad con categorías de modernidad y equidad?!

Debemos apresurarnos aquí a señalar que todo ese entramado económico-social se desplegó en un contexto de aislamiento impuesto al Paraguay desde el puerto de Buenos Aires y desde Brasil con sistemáticos hostigamientos cuyo objetivo inequívoco era estrangular ese progreso.

Así que la guerra de la Triple Alianza constituyó para sus impugnadores externos e internos el último recurso para fenecer esa experiencia singular.

El esquema institucional y político de la época en estudio obedecía claramente a un sistema socioeconómico de equidad social, donde la influencia filosófica de la escuela francesa fue, a todas luces, sobresaliente. Se buscó y se encontró un modelo acorde a Paraguay.

Esos pensamientos filosóficos influyeron en Rodríguez de Francia y los López llevando a la realidad anhelos de transformación y reorganización de la sociedad, construidas bajos premisas de justicia social.

La llamada “Revolución industrial” (siglos XVIII-XIX) en Europa trajo consigo calamidades extremas para las grandes mayorías, consecuencia de la implementación fabril sin control estatal. En Paraguay ese proceso se inició racionalmente y a favor de los fecundos.

Robert Owen, (1771- 1858) exitoso empresario industrial originario de Gales, educador social y padre del cooperativismo, nos enseña en sus escritos que”el saber y el conocimiento modificarían el injusto estado social en que vive el hombre y puesto que el origen de ese injusto estado se encuentra en las relaciones económicas vigentes”.El cambio de dichas relaciones hacia un relacionamiento de equidad y cooperación, es imperativo.

Los vecinos de Paraguay, emergentes naciones de America Latina, se debatían en guerras intestinas que cegaron los sueños de construir una Patria Grande de Bolívar e hicieron de San Martín un proscripto en su propia tierra. Paraguay construyó, hizo realidad una Patria justa y soberana.

Ahora, a ojos vistas de todo aquello la pregunta es ¡¿cómo es posible que hoy Paraguay exhiba índices fenomenales de pobreza, analfabetismo, desnutrición y desempleo e improductividad, corruptela crónica, subdesarrollo enraizado, teniendo universidades, ciencia y tecnología de avanzada y relacionamiento mundial!?

¿Cuales son los intereses y preocupaciones de la clase política hoy en el Parlamento?

Porque para Gaspar Rodríguez de Francia la única cuestión “que debe discutirse en la asamblea y decidirse por mayoría de votos es cómo debemos defender y mantener nuestra independencia contra España, contra Lima, contra Buenos Aires y contra el Brasil; cómo debemos mantener la paz interna; cómo debemos fomentar la pública prosperidad y el bienestar de todos los habitantes del Paraguay”.

A modo de síntesis apuntemos que, las condiciones de demora económica y social que genera la estructura de poder instaurado después de la Guerra Guazú, vigente aun, privilegiando la concentración, especulación y dominio de tierras por encima de todo y de todos los laboriosos, forja pauperización crónica y aguda, contrastando brutalmente con el modelo de Rodríguez de Francia y de los López, consecuentemente.

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario