Economía

Montoro ¿que ‘tas´fumao’?

Lo juro. Cuando leí la noticia  no me la creía. He tenido que buscar en varias fuentes de información para poder contrastarla porque no daba crédito a los titulares.

Cristobal Montoro

Cristobal Montoro. Foto: ppcv

“España es el gran éxito económico del mundo”, Montoro dixit. Estos son los palabros pronunciados por el ministro de Hacienda durante las jornadas de la Escuela de Verano que el PP acaba de celebrar en Gandía. El eufórico exabrupto será cosa de las insolaciones veraniegas, de un lapsus linguae o de una cogorza a base de Agua de Valencia, pensé. Pero no, el servidor público se reafirmaba en su axioma con esta justificación: “Miren la gente está trabajando, miren la gente que va cada día a su trabajo, que ha sido capaz de encontrar trabajo, que ha emprendido y ha creado puestos de trabajo en nuestro país como nunca había ocurrido en nuestra historia. Somos el ejemplo del mundo”. Fin de la cita.

O se trataba de la lectura de un párrafo de “Alicia en el país de las maravillas” o Montoro debió de pensar que había llegado el día de los santos  inocentes, porque el país al que yo me enfrento ayer, hoy y mañana, el real, el de a ras de suelo, es ese en que ha saltado por los aires la barrera de los 6 millones de parados, ese en el que la tasa de desempleo juvenil alcanza ya al 55% de nuestros menores de 25 años, muchos de los cuales han optado por “tomar las de Villadiego”. Un país en el que la banca se ha enrocado y practica despiadadamente el desahucio de los más vulnerables. Un territorio en el que los índices de pobreza son alarmantes (según Cáritas y otras ONGs) y en el que las familias con todos sus miembros sin ingresos no hace más que aumentar. Una nación en la que las subidas de impuestos están terminando por minar a las clases medias y a las PYMES. Yo me muevo en el mundo real, y no en esos mundos de Yupi en los que parece se ha instalado el ministro. Este, el nuestro, que no el de Montoro, es un Estado en el que el PIB caerá este año en torno al 1,5%, con un déficit del 7% (el 10,6% si se considera el rescate a la banca), que significa el más alto de toda la UE, y con una deuda pública de más del 90% del PIB (la más alta de toda la historia de la economía nacional). Un país arruinado, sin esperanza y dirigido por una casta incapaz de controlar la nave mientras finiquitan lo poco que va quedando del Estado de Bienestar, a la voz de “¡más madera!”.

La hipótesis más probable para que Montoro haya llegado a hacer estas manifestaciones es que se haya fumado los brotes verdes de Zapatero. Porque otra explicación no cabe. Viendo en mano de quien estamos, tal y como señaló un editorial de “El Mundo”: “Ya solo nos queda rezar”.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario