Economía

La Economía: el talón de Aquiles de Putin

Aprovechando la exuberante liquidez proporcionada por los ingresos del petróleo, Putin aplicará políticas tendentes a la Modernización de Infraestructuras de Transporte y Energéticas y al Desarrollo de Nuevas Tecnologías,(aeroespacial; robótica; biomedicina; biocombustibles y nan-tecnología para lo que dedicará un 8% del Presupuesto anual para I+D), aunado con una posible ofensiva para cambiar de patrón monetario mundial  así como una reforma monetaria doméstica (medidas calcadas del economismo jruschoviano).

Foto: AZRainman

Foto: AZRainman

Con respecto a la UE, Putin procederá a la ratificación de la Política de Buena Vecindad mediante la firma de acuerdos preferenciales con Francia y Alemania para asegurarse el suministro de gas y petróleo rusos e incrementar los intercambios comerciales, debido a la dependencia energética europea (21% de las importaciones de petróleo y 40% de gas proceden de Rusia) y a que el 40% del comercio exterior ruso se realiza con la UE, frente a un exiguo 5% con EEUU, aplicando asimismo una política de diversificación de las ventas energéticas.

Así, según la agencia Reuters, Rusia y China habrían sellado un estratosférico contrato petrolero que se convierte en uno de los mayores de la historia de la industria energética por el que la empresa rusa Rosneft, (la mayor petrolera del país), suministrará petróleo al gigante asiático durante 25 años por valor de 270.000 millones de dólares (unos 205.000 millones de euros), con la que se sentarían las bases económicas de la futura Unión Euro-Asiática como alternativa económica y militar al proyecto de Obama de crear una Asociación Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés), pieza central de EEUU en su política de reafirmación del poder económico y militar en la región del Pacífico.

Sin embargo, el Talón de Aquiles de Putin seguirá siendo la economía, pues ésta adolece de una excesiva dependencia de las exportaciones de gas y petróleo ( el 70 % de los ingresos provienen de estas vías), la devaluación del rublo ( un 30% desde que comenzara la crisis) , el recorte de los Superávits (un 14,7 % menos en el primer trimestre de 2013) y la obsoleta planificación estatal vigente desde Jruschov. Así, el complejo militar,los proyectos espaciales y las subvenciones a la agricultura siguen acaparando la mayoría del presupuesto ruso condenando a la inanición financiera a  la industria ligera y la producción de alimentos, lo que aunado con inusuales sequías como la del 2010 podrían obligar a Putin a recurrir a masivas importaciones de grano para evitar el desabastecimiento de productos de consumo básico que haría escalar la inflación hasta niveles estratosféricos, no siendo descartable un serio desabastecimiento de productos básicos.

Recordar que Rusia es uno de los graneros mundiales con el 8% de la producción mundial de trigo, pero  en el 2010 Putin sufrió su “annus horribilis” cuando debió hacer frente a la sequía sin precedentes (que afectó a la parte occidental de Rusia y que provocó que el 20% de sus 10 millones de Has. de sus tierras cultivables quedaran arruinadas), con una cosecha de trigo de 60 millones de Toneladas en vez de la media anual de 90 millones y el posterior embargo de las exportaciones de trigo previstas para el 2010 ( en el 2009 exportó 21,4 millones de Toneladas).Sin embargo, dado el carácter impulsivo de Putin así como su tendencia al  poder autocrático, podría adoptar medidas económicas que nacerán frustradas, reeditando el exótico programa de Jruschov de plantar maíz, cuyo estrepitoso fracaso lastró el prestigio del “maicero “ Jruschov.

Por su parte, la agencia internacional de calificación de riesgos Standard Poor’s señaló que “el actual modelo económico ruso se ha agotado, funciona al límite de sus capacidades y debe ser reformado con urgencia”. Así, según el Ministro de Economía ruso Alexéi Uliukáyev, la economía rusa podría acabar el 2013 con un exiguo crecimiento del PIB cercano al 1,5% , no siendo descartable la entrada en recesión en el 2014 así como  un incremento del desempleo hasta el 7% y según lo anunciado por el Jefe de Gobierno Medvédev en un artículo publicado en el diario económico Védomosti , asistiremos a una severa merma de las prestaciones sociales para el 2014 así como la implementación de un nuevo modelo económico que implicará una drástica reducción del sector público tras el recorte del 5% en los presupuestos del 2013.

Todo ello conllevará la agudización de la fractura social al quedar amplias capas de la población obligadas a vivir en umbrales de pobreza y depender de los subsidios sociales ( 30% de la población), debiendo destinar amplias partidas de las reservas para subsanar el rampante Déficit del Plan de Pensiones y acelerar la anunciada Reducción de la Burocracia, quedando así diluidos los efectos benéficos de sus objetivos de impulsar la Vivienda y Sanidad Públicas, Reducción de Impuestos y el Cambio de tendencia Demográfica que adolece de un crecimiento negativo desde 1.991 de  -12 millones de habitantes. En consecuencia, podrían reeditarse los disturbios y protestas sucedidas con Jruschov debido a la carestía de la vida (represión por Jruschov del levantamiento de obreros de Novocherkaask, 1962), que conllevarían la defenestración del Jefe de Gobierno Medvédev tras ser acusado por Putin “de ineptitud manifiesta y negligencia peligrosa”, sufriendo de paso la “sui generis” democracia rusa un severo recorte de libertades tras asumir Putin un poder cuasi omnímodo.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario