Sociopolítica

La crisis social española

Ahora que el Eurogrupo y el BCE ven muy probable el fin del rescate a la Banca española, que está a un paso de acabar con su crisis, el Gobierno nos habla del final de la recesión económica. Sin embargo, queda una cuenta pendiente que no puede ni debe ser ignorada por nuestros gobernantes: Unos 3 millones de personas subsisten en nuestro país con 307 euros al mes. Casi 2 millones de familias viven con la pensión de uno de los  miembros. La destrucción de las clases medias es una realidad, a tal punto que vemos personas consideradas de ‘clase media’  hace tan solo dos años, que se ven obligados a  ‘visitar’ los comedores sociales…

Cuando preguntamos ¿qué hay que hacer para salir de la crisis social? Es muy fácil decir: ¡Hacer lo contrario de lo que hace el Gobierno! O decir:  ¡Hay que hacer fluir los créditos!

En un país en el que millones de personas son desahuciadas por no poder pagar sus hipotecas, con un pequeño comercio endeudado hasta los ojos solo para no tener que cerrar la puerta de su negocio… ¿Quién se atreve a pedir créditos?

Se considera que el 95% de las empresas españolas son PyME, y sólo un 5% son multinacionales. Las Grandes Empresas, han trasladado sus industrias a países orientales para bajar los costes de producción, y en nuestro país solo mantienen sus cadenas de ventas, pero mientras esas grandes empresas reciben ayudas y beneficios fiscales, las PyME,s son tratadas de forma diferente y se ven gravadas con un IVA insostenible, en un país empobrecido y sin dinero para gastar, a veces hasta reduciendo al mínimo un pequeño capricho alimenticio.

Indudablemente un país perteneciente a la UE no debería buscar competitividad empobreciendo a su población a niveles tercermundistas, simplemente porque con ello se paralizaba el consumo interno, que es precisamente el que influye en la creación de empleo de las PyME,s. Si no hay ventas, se paraliza el tejido empresarial más importante del país y, sobre todo, no se crea empleo. Si además añadimos a ello el desmantelamiento de las inversiones en Investigación y Desarrollo y, al mismo tiempo, reducimos los salarios a los funcionarios y los pensionistas, conseguimos el resultado actual: Un país en la UCI y nuestros jóvenes talentos limpiando aseos en Alemania.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario