Karma

Puente de Noviembre, viaje al optimismo: Biodanza, Naturaleza y Alimentación Macrobiótica

¿Qué buscas exactamente para pasar un puente de tres días? En realidad nunca se sabe bien describir lo que buscas… pero  si lo encuentras sabes que era eso exactamente eso lo que querías. Y ¿por que lo sabes? Porque el tiempo se sucede con rapidez, porque de repente ya es hora de irte…

El tiempo trasciende, te atraviesa y se va, y tú te has llenado de optimismo.

Vivimos en un tiempo Kronos donde todo se mide por el reloj, y las vacaciones son encontrar un espacio Kairos, donde ese sentido del paso de vida es diferente.

A eso… a encontrar un espacio mágico, donde de repente disfrutes, sonrías, vivas… es a lo que yo llamo viaje al optimismo.

Todo lo que propongo parte de una máxima… si es bueno para mi es bueno para los demás… y…  si yo lo he buscado, habrá mas gente buscándolo. Si yo lo he encontrado, puedo hacer que gente lo encuentre.

¿Qué necesito para un viaje al optimismo?

Necesito encontrar un ESPACIO MÁGICO.

Así encontré Guillue, me gusto el nombre de este pueblo del Prepirineo oscense. Que acabará en E… el pueblo me llamó, y fui. Me encontré un pueblo habitado por seis personas… Recorrí el pueblo abandonado, y la Naturaleza, en estado puro, con pozas vírgenes, montañas para subir y cuevas para descubrir…

Una sala para danzar… con ventanales enormes para ver el Prepirineo danzando. Y comida energética macrobiótica… Descubrí la cocina macrobiótica allí. La exquisitez, la sencillez, la lógica de tomar la energía de los alimentos de cada estación, plantados en su huerta… y decidí que las mañanas eran un espacio para aprender de nuestros alimentos, tocarlos, sentirnos… y hacernos limpieza de dentro hacia afuera.

Una casa rural para sentirme acogida y cuidada: colores rosas, lilas, verdes que  llenan de vida las habitaciones en las que dormimos. La sencillez y el buen gusto unidos.

6dejunio2013 058La Naturaleza, sana.

La alimentación macrobiótica, cura.

La música, abre.

La Biodanza, trasforma e integra.

Un viaje asegurado al optimismo.

Si estoy sano, abierto, trasformado e integrado, estoy vital y creativo y entonces me doy cuenta de que el optimismo es un viaje de vida, que sale y te desborda desde tu interior hacia tu exterior.

Por eso te propongo que compartamos este Puente de Noviembre, en  Guillue (Huesca), con Biodanza, Naturaleza y Alimentación macrobiótica.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario