Karma

Cuánto vale un hombre

Un día, les contó el Maestro durante el paseo de aquellos atardeceres de octubre:

Foto: Andres Rueda

Estaba Mulá Nasrudín en la Corte del emperador Tamerlán y éste le dijo para probarlo:

– Mulá, pídeme lo que quieras.

El Mulá respondió rápidamente:

– ¡Un millón de soberanos de oro!

– ¡Hombre! – respondió Tamerlán -, ¿no podría ser algo menos?

– Pues, ¡cinco monedas de cobre! – le dijo con el mismo entusiasmo Nasrudín.

– Pero Mulá, amigo, ¿no hay cierta desproporción entre esas cantidades?

–  Sí, Majestad, tú vales un millón de soberanos de oro, yo valgo cinco monedas.

– ¡Cómo afinaba el Mulá! – dijo admirado Ting Chang -, con razón el emperador lo tenía cómo interlocutor preciado en una Corte en la que cada uno le decía lo que pensaba que él quería oír mientras que Nasrudín ponía de manifiesto las ataduras en las que vivía preso Tamerlán.

– Eso es, – dijo el Maestro comiéndose un melocotón púrpura-.

– ¡Tengo que pensarlo! – Murmuró Sergei, mientras se iba a avivar el fuego para la cena-.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario