Los burócratas son como los boludos que señala Facundo Cabral

0
225

Serie Enfoques cooperativos

El burocratismo estatal es una forma deliberada de alejar a las masas de sus derechos legítimos mediante la desorientación y el desgaste utilizando para ello exigencias administrativas excesivas. (Fuente: Wikipedia)

Creo que exponer una definición de burocracia y burocratismo resultaría de más, dado que todos hemos padecido, en cuanto menos una ocasión, los rigores de estas categorías sociales, así esMiscelanea-Sanders que damos por sentado que el tema a encarar es francamente  irritativo  y es por ello que aquí nos tomamos una revancha pequeña sobre ellos.

La burocracia se instala en toda organización de la naturaleza que fuere con su efecto negativo y dañino, son personas  que asumen actitudes burocráticas cuyas mentes están en consonancia con  la exclusión.

Sabemos que no son una clase social sino más bien un subproducto social a escala mundial que realizan su nefasta acción en la sombra y son francamente siniestros y corroen  toda ética y moral para socavar  los sanos principios de celeridad  y eficiencia  y valores humanos, en fin, pienso que deberíamos declararlos enemigos públicos.

También, estos  verdaderos  roedores de la moral y buenas costumbres, están  instalados en las cooperativas, en las federaciones, confederaciones y toda otra organización de representación cooperativa.

El daño que producen con su burocrática acción es francamente devastador, pues  relajan  los valores y los principios cooperativos, neutralizan el surgimiento de nuevos cuadros técnicos y dirigenciales, traban  proyectos viables, aíslan con  mezquindad  apoyo institucional a cooperativas de base, relajan  la integración, la democracia y la participación  y no impulsan con vigor  necesario planes de educación cooperativa a toda escala y nivel como el cooperativismo escolar y universitario y hasta conspiran contra el prestigio de líderes cooperativos emergentes.

En las señaladas acciones burocráticas-entre otras-encontraremos la razón por la cual muchas  cooperativas no permiten que el pueblo e incluso muchas veces  los propios asociados, las identifiquen como un Movimiento transformador. Revertir esta negativa imagen  es la gran labor de la corriente doctrinaria del denominado Cooperativismo del Siglo XXI.

Y en verdad  realizamos una comparación  jocosa de los burócratas  con los boludos como bien los señala Facundo Cabral (1937-2011), “Cuidado con  los boludos”*, ese gran cantautor argentino a quien tanto admiramos:

http://youtu.be/TBaePIfCH-s

Mi abuela decía -Habría que acabar con los uniformes que le dan autoridad a cualquiera, porque ¿Qué es un general desnudo? – Tenía derecho a hablar de esto porque ella estuvo casada con un Coronel. Que eso si había que reconocerlo era un hombre muy valiente. Solamente le tenía miedo a los boludos.

Un día le pregunte ¿Por qué? y me dijo – Porque son muchos, ¡no hay forma de cubrir semejante frente! Por temprano que te levantes, a donde vayas, ¡ya está lleno de boludos! y son peligrosos, porque al ser mayoría eligen hasta el presidente… Y los hay de toda categoría, por ejemplo:

El boludo burócrata, que es oficialmente boludo.

El boludo informático, que es un boludo computado.

El boludo optimista, que cree que no es boludo.

El boludo pesimista, que cree que él es el único boludo.

El boludo esférico, porque es boludo por todos lados.

El boludo fosforescente, porque hasta de noche se ve que por allá viene un boludo.

El boludo de referencia, ¿Dónde está Alberto? allá al lado del boludo de traje marrón.

El boludo de sangre azul, que es hijo y nieto de boludos.

Y el más peligroso de todos, el boludo demagogo, ¡Que cree que el pueblo entero es boludo!-.

 ¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here