Sociopolítica

Los españoles, Rajoy, Anson y Junqueras

No parece Luis María Anson la persona  más apropiada precisamente para dejarse sorprender con información falsa, y mucho menos aún, capaz de publicarla… El comentario inicial obedece a que el pasado día 2, apareció en El Mundo un artículo firmado por el veterano periodista y miembro de la Real Academia, titulado ¿Negocia Arriola con la Generalidad la pregunta del referéndum catalán?, cuyo  contenido ha despertado gran interés de los lectores.

VOTACIONESEn dicho artículo, Anson afirma que entre las informaciones reservadas que recibe, coinciden en señalar que Pedro Arriola está negociando enmascaradamente con la Generalidad, por decisión de Mariano Rajoy, el texto de la consulta sobre el “derecho a decidir”. Si llega a demostrarse la certeza de tal encargo, y en efecto existiese tan ignominiosa encomienda, ni como inocentada  podría admitirse. Sobre el origen de este tipo acusaciones al PP, cada cual contará la versión que le de la gana, si bien todo parece indicar que en esta ocasión no provienen del PSOE, sino de dirigentes descontentos dentro del propio partido con Mariano Rajoy o los recientes y velados enfrentamientos entre el presidente del Gobierno y José María Aznar. Mal síntoma las desavenencias internas, que comenzaron como consejos para pasar a envenenadas descalificaciones de peligrosas consecuencias…

Al margen del texto de la pregunta , el mero hecho de permitirse la celebración del referéndum, supondría tal triunfo para los defensores del independentismo, que el Gobierno en pleno con su presidente a la cabeza saltaría en pedazos. Que Rajoy carezca de liderazgo y sus debilidades e indecisiones creen continuos problemas, no es ninguna novedad para los españoles, pero nunca hasta el grado de llegar a acuerdos ocultos que pudiesen permitir la celebración de la consulta secesionista en Cataluña.

Es muy grave decir que Rajoy “ha dado el si a Junqueras  para realizar la consulta y  que negocie con Arriola  el texto de la pregunta”. A los dirigentes del PP que les llegó la noticia, estaban consternados pensando en la repercusión que podría significar en  España y para sus propias situaciones personales que supondría el final de sus carreras políticas.

De cualquier forma, declaraciones como las realizadas por Anson no ayudan precisamente en unos momentos tan convulsos como los que estamos viviendo, a no ser que la información de la que dispone o le han proporcionado debe ser conocida por todos los españoles, al tratarse nada menos que de salvaguardar la unidad de España.

El respeto a la autoridad se ha perdido de forma preocupante. La Generalidad valenciana tiene problemas para cerrar su canal  de TV, la alcaldesa de Madrid no ha tratado adecuadamente la crítica situación que ha generado  la huelga de basura y así sucesivamente. Mas declarará la independencia en el momento que le convenga; lo que ignoramos es si Rajoy también tiene previsto contestar que “en Madrid llueve mucho”.

Como era de esperar aunque un poco tarde, el Gobierno ha negado toda esta historia de la negociación con la participación del  consejero áulico, Pedro Arriola, pero como ya estamos escarmentados, con los incumplimientos del programa electoral del PP, los famosos y delicados SMS de Rajoy a Bárcenas y la historia de su finiquito en diferido, motivo por el cual, para muchos, una negación tan tajante induce a suponer que habrá consulta….Cuando se ha mentido con anterioridad, lógicamente, los ciudadanos comienzan a desconfiar y con razón.

Y ahora, para colmar el vaso, el líder de ERC, Oriol Junqueras, sin contar con la aquiescencia de su “chuti” Mas, se permite amenazarnos desde Bruselas manifestando estar dispuesto a “paralizar la economía catalana una semana”. Eso que él define como “la utilización de todos los instrumentos de movilización democrática y social que tenga a su alcance para lograr la consulta secesionista”, y además advierte al Gobierno en plan matón, que si se sigue negando a sus pretensiones, que se atengan a las consecuencias: impacto en el PIB estatal, repercusión en los acreedores de la deuda española, prima de riesgo,  etc. Ya son demasiados los  despropósitos que estamos soportando.

¿Comprende ahora don Mariano por qué se le critica tanto su ausencia de liderazgo, eludir la toma de decisiones, dilatarlo todo, creer que los problemas se solucionan por si solos, etc.? Usted tenía que haber abortado el tema del presunto separatismo catalán mucho antes y anunciándolo en el Parlamento. Ha permitido que la Generalidad incumpla leyes porque no les gustan o símplemente porque no les da la gana de acatarlas. Como presidente del Gobierno no puede permitir que el desdichado Junqueras, políticamente hablando, se mofe y befe del resto del país, exigiendo se le resuelvan sus temas económicos (deudas a proveedores, pago de intereses de bonos patrióticos, etc.) y para mas INRI, como Jefe del Ejecutivo, seguir predicando que lo que procede es fomentar el dialogo, entendernos… ¿Y la dignidad para cuando…? Todo tiene un límite. Entre los cientos de durísimas críticas vertidas en la red aparece una que lo supera todo  “no hay nada peor que tener de presidente a un cobarde de derechas“. Por fin parece que ha reaccionado aunque tímidamente pero que la ciudadanía agradece.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario