Sociopolítica

Vale la pena luchar, de Marcos Ana

El capitalismo ha metido en un pozo al sistema con su ley de obtención del máximo beneficio, y que los partidos están metidos en esta misma estructura y hoy son herramientas en la defensa de esta idea”.

El individualismo nos pierde. Nos resta fuerza…Siempre he pensado que vivir para los demás ha sido la mejor manera de vivir para mí mismo”.

Es un “humilde manual contra la injusticia y la crisis económica y moral que estamos viviendo”, dice este hombre que durante años hizo “turismo carcelario”, como él mismo añade con ironía.

Vale la pena luchar, de Marcos AnaMarcos Ana, el poeta y activista político que más tiempo pasó en las cárceles españolas, acaba de publicar  Vale la pena luchar,  donde “sin rencor” y “sin venganza”, alienta, en especial a los jóvenes, a seguir luchando por un mundo más justo, porque lo importante es tener proyectos y ser solidario.

Una actividad que le llevó a viajar por medio mundo, en especial en Europa y América, donde conoció a Pablo Neruda o Salvador Allende, dos de sus grandes amigos, así como al poeta Rafael Alberti, quien le llamaba “Marco Polo” y “Ciudadano de la Vía Láctea” y a Miguel Hernández, con quien coincidió en la cárcel de Conde de Toreno, en el 39.

Es un llamamiento a la juventud especialmente, porque tras mis participaciones en charlas en los colegios, les veo muy desalentados y quiero decirles que ahí esta el 15M, con gente que se mueve, y que hay que seguir moviéndose, que los cambios históricos no van al mismo ritmo que los personales porque tienen que madurar más”, subraya el autor.

No es un sacrificio; es compartir la felicidad. La felicidad no consiste en que sobre la comida, tengas un coche, un buen estatus social, ganes dinero o compres cosas. La felicidad consiste en que no te falte un proyecto en la vida y puedas compartirlo con los demás”.

Después de 23 años en la cárcel, Marcos Ana comenta que cuando salió en libertad, en 1961, lo que más anhelaba era ver espacios abiertos en el campo, pero sus ojos no se podían acomodar a tanto espacio. Y que lo que sí que verdaderamente vio cambiado fueron los coches y las mujeres, dice con humor.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario