Sociopolítica

Las bombas del 11-M: Relato de los hechos en primera persona

Es para mí un motivo de gran satisfacción poder referirme al libro Las bombas del 11-M: Relato de los hechos en primera persona, escrito por el que fuera jefe de los TEDAX el 11 de marzo de 2004,Juan Jesús Sánchez Manzano.

Aquel día, Juan Jesús Sánchez Manzano y su equipo trataron de desactivar o desentrañar las bombas montadas y colocadas por los terroristas islamistas. Después, a Juan Jesús Sánchez Manzano le ha tocado también desmontar y desentrañar las bombas fétidas conspiranoicas colocadas con la intención de manipular y desviar la atención de lo ocurrido.

Las bombas del 11M. Relato de los hechos en primera personaDespués de diez años, Sánchez Manzano ha considerado de justicia para los TEDAX-NRBQ publicar este libro donde se relata el excelente trabajo que hizo la especialidad en los atentados del 11-M. Trabajo que fue adulterado y tergiversado por unas teorías descabelladas que pusieron en duda su imparcialidad e integridad. Sólo pretende reivindicar el buen hacer de la Policía Nacional y susTEDAX. También es un acto de justicia para con su familia y con él mismo después de las intensas y prolongadas afrentas de las que han sido objeto.

Cuando han pasado seis años desde la sentencia del TS, como mando policial se cree en el deber de cumplir su compromiso con la verdad y la transparencia. Máxime, cuando cumpliendo con su deber, desde 2004 hasta 2007 y en repetidas ocasiones, solicitó actuaciones oficiales para explicar y desmentir las falsedades y agravios que volcaban sobre la institución a la que pertenece. No hicieron caso.

Lleva 40 años sirviendo a España con lealtad y escrupuloso respeto a la ley. Así lo hizo y lo hicieron los TEDAX a sus órdenes en los atentados del 11-M, lo que contribuyó a concluir con éxito una compleja investigación en un momento trascendental para España. Este relato aporta una fuente fidedigna para consulta de los ciudadanos e historiadores en el futuro.

Resulta evidente que los “teóricos de la conspiración”, auspiciados desde el primer momento por el periódico El Mundo, la Cope, Telemadrid y el Partido Popular entre otros, trataron de atribuir responsabilidades a Juan Jesús Sánchez Manzano para justificar y encubrir a los Aznar, Acebes, Zaplana, Astarloa y demás responsables de la mentirosa y desastrosa gestión que hicieron del11-M. No voy a insistir ahora en ello. Queda suficientemente claro en el libro y en los artículos publicados sobre el libro que relaciono al final de esta entrada.

En esta entrada de mi blog quiero también rendirle mi particular homenaje volviendo a exponer la Carta al director que escribí el 15 de agosto de 2006 titulada LOS LÍQUIDOS y que está en el libro 11-M CARTAS AL DIRECTOR. Una carta escrita cuando yo combatía ya a los teóricos de la conspiración política y mediática, criticando sus grotescas bufonadas y en la que yo citaba ya a Manzano, ridiculizando a los conspiranoicos.  La carta decía y dice así:

LOS LÍQUIDOS
El desmantelamiento por parte de Scotland Yard de una red que planeaba hacer estallar aviones en vuelo, al parecer con explosivos líquidos, ha sorprendido a Zaplana preguntándole al Gobierno –una de las cientos de preguntas que el PP tiene en cartera– sobre la composición de los explosivos del 11-M.

La furgoneta Kangoo, los confidentes, la mochila, el reloj Casio, la tarjeta de Mondragón, los móviles, los explosivos, el coche Skoda Fabia… Todo se ha ido al garete. ¡Cuántos ríos de tinta vertidos por el PP en estos ya más de dos años después del 11-M para tratar de inculcarnos que no fueron terroristas islámicos los autores intelectuales y materiales de los asesinatos! ¡Cuánto esfuerzo para nada! ¡Cuánto tiempo perdido! Con la cantidad de analistas y voceros que asisten al PP en su intento de reescribir la historia del 11-M, ¿cómo no pensó antes en los líquidos?

Al PP no le queda otra que pedir ya, sin más dilación, la anulación del sumario; empezar la investigación de nuevo por los líquidos. En ellos puede que esté la clave de lo que andan buscando enloquecidamente.

Si consiguen demostrar que los “moritos de Lavapiés” se lavaban con agua de rosas, quedaría probada la complicidad del PSOE con los terroristas. Si encuentran restos de vino txacolí en la mochila, resultaría evidente la implicación de ETA en los atentados. Descubiertas botellas de sidra, se podría tirar del hilo hasta llegar a la trama asturiana. De hallarse restos delicor de manzana…, ¿he dicho manzana?, ¡manzano!, ¡los explosivos! Yo no sé qué pensará el PP de todo esto. A mí me parece claro, muy claro; un líquido claro.

NOTA POSTERIOR
Curiosamente unos cuantos meses más tarde “los teóricos de la conspiración” destaparían “el tarro de las esencias” del ácido bórico. Duró hasta que se evaporó.

El jefe de los Tedax revela las mentiras de Aznar en el 11-M publico.es
Sánchez Manzano desmonta la ‘conspiranoia’: la mañana del 11-M ya se supo que los explosivos no eran de ETA elplural.com
El exjefe de los Tedax: “desde el principio supimos que no era ETA” elpais.com

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario