Quitando las máscaras de los políticos

0
127

En mi opinión creo que, ante las elecciones europeas que se avecinan, deberíamos conocer la verdad objetiva sobre quienes están detrás de estos partidos políticos y sobre todo, qué intereses defienden. ¿A qué poderes sirven realmente los partidos políticos?

Antes de las elecciones, los partidos políticos determinan quiénes serán sus candidatos, y sus programas electorales. Los programas electorales recogen las medidas y leyes que se aprobarán caso de ser elegidos. Todo ello lo deciden las directivas de los partidos, pero hay medidas, e incluso leyes, que no se recogen en los programas electorales y que, en parte, vienen dadas por un sistema de favores o influencias en la política que hará ese partido político.

La financiación de los partidos políticos para propaganda en las elecciones, salarios, otros gastos administrativos, etc. se obtiene por aportaciones «voluntarias» de sus afiliados, donaciones de empresas y particulares, además de una financiación pública que depende del número de votos obtenidos en anteriores elecciones. Aquí está el problema: quienes donan dinero, obtienen favores políticos en defensa de sus intereses privados, y no los del pueblo soberano. Además hay quienes, como la banca, financian a todos o a casi todos los partidos políticos, en mayor o menor medida, asegurándose el beneficio como inversión, y desgravando impuestos por dichas donaciones. Se ha reformado la ley de financiación de partidos políticos para limitar las donaciones, pero al haberse creado fundaciones por estos partidos políticos, pueden seguir dándose ilegalidades, donando a la fundación y no al partido…

Otra característica que determina el tipo de políticas que hacen los partidos es su ideología, pero yo personalmente no puedo encontrar hoy en día gran diferencia entre los diferentes partidos políticos mayoritarios. Me explicaré: más allá de conservadores, liberales, socialdemócratas, democristianos, nacionalistas, centroderecha, centroizquierda, extrema derecha, extrema izquierda, etc. yo he tratado de buscar el objetivo económico, social y qué premisas buscaba idealmente como meta cada partido, pero no se encuentran disponibles o son conceptos genéricos y difusos, como mayor empleo, bienestar, etc. Quiero decir que, hoy en día, en el siglo XXI, con un Banco  Central Europeo que fija en gran parte las directrices económicas en todo el territorio de la Unión, como la presión que ejerce la Unión Europea en cada país, disminuyen las posibilidades en políticas de todo tipo en cada uno de ellos, y es que aunque exista representación de los partidos políticos de los países en la UE, es difícil cambiar esto. Incluso si un partido político obtuviese el 100% de los votos en España en las elecciones europeas, y no se uniera a otros como populares, socialdemócratas, etc.

Los políticos son designados generalmente por la directiva de los partidos políticos en función de criterios objetivos de popularidad y subjetivos como simpatías personales. Aun así, a veces puede haber políticos honrados, comprometidos y con deseos de mejorar cosas para el bienestar general. Hay políticos excepcionales, como Adolfo Suarez, pero no es lo general, y solo aparecen de vez en cuando, ya que sería muy difícil que un político actuase en contra de la directiva de su partido para favorecer el interés general.

Hasta ahora ha sido una descripción breve de la que muchos conocían, aunque no todos, y comienzo mi reflexión: La política actual dista mucho de la que fue en la Transición o en los primeros años de democracia. Actualmente, los gobiernos nacionales siguen las recomendaciones de Europa, y diseñan políticas a la medida de sus exigencias, ya sean del PSOE o del PP. No se atienden las necesidades de la población y no solo por falta de recursos económicos o medios suficientes. Seamos realistas, los políticos, salvo casos muy concretos, ignoran o les trae sin cuidado solucionar problemas como

  • los que les plantean la PAH o los afectados por las preferentes, porque al ser financiados por la banca no quieren legislar en su contra;
  • mantienen a los inmigrantes ilegales en un limbo jurídico en la península o en Ceuta o Melilla, porque no saben cómo compaginar las exigencias de Europa sobre control de inmigración con pocos medios y el derecho internacional de asilo, ocasionando que trabajen ilegalmente de «manteros» o mendiguen hasta que se resuelve su situación;
  • no se llegan a consensos en materia de empleo porque no hay voluntad de compromiso con los electores sin empleo de cada partido político, o simplemente porque no se buscan soluciones y se confía en la inercia del sistema hasta reducir el desempleo.

Hasta ahora, los gobiernos habían obedecido la voluntad mayoritaria de su pueblo, pero hoy en día, incluso en la Baleares del PP suplican que no realicen prospecciones de petróleo, y en Canarias igual, pero quienes se beneficiarían son la compañía petrolífera privada, junto a una mínima parte de beneficio económico para el gobierno español, como derechos de explotación o impuestos. Esto demuestra que quien decide la política lo hace por la influencia de terceras personas o multinacionales. Los políticos actuales desoyen las reivindicaciones de protestas como las del 22M de la DIGNIDAD que pedía los derechos fundamentales que otorga la Constitución Española…

Podría enumerar más ejemplos sobre a quién sirven los partidos políticos salvo excepciones y por ello espero que comentéis si conocéis algún político excepcional, o si no están de acuerdo conmigo, porque me gustaría que esto les hubiera hecho reflexionar sobre el tema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here