Economía

El verdadero valor del dinero: La confianza

El dinero

Lo que esta a punto de leer le hará pensar sobre su concepto del dinero y le llevara a cuestionarse en quien confía. Partiendo de la base siguiente desde la antigüedad se ha considerado dinero a diversas materias (sal, conchas, piedras preciosas, oro y plata, etc.) hasta llegar a hoy en día. El concepto básico es el medio para adquirir bienes y/o servicios.

En los sistemas económicos actuales, el dinero es creado por dos procedimientos:

Dinero legal, es el creado por el Banco Central mediante la acuñación de monedas e impresión de billetes, es el dinero en efectivo. La cantidad de dinero legal es medida por el M1.

Dinero bancario, es el creado por los bancos privados mediante la anotación en cuenta de los créditos como depósitos de los clientes prestatarios, con un respaldo parcial indicado por el coeficiente de caja. En la UE este coeficiente es inferior al 2%[cita requerida], lo que supone que un banco sólo precisa dejar en deposito 200 euros de cada 10.000 euros depositados por los clientes para dar créditos por valor de 10.000 euros a otros clientes, la medida de esta multiplicación del dinero bancario es medida por el multiplicador monetario. Normalmente en la actualidad el dinero bancario se crea como dinero electrónico. La cantidad de dinero bancario es medida por los agregados monetarios distintos del M1.

La cantidad de dinero creada es medida mediante los agregados monetarios. La forma actual de creación y control de la cantidad de dinero es inspirada en el monetarismo.

El dinero físico (monedas y billetes) puede ser generado como valor o como deuda, actualmente se genera como deuda y para entender el porqué de la confianza que genera hay que definir algunos conceptos:

El dinero llamado fiduciario es el que se basa en la fe o confianza de la comunidad, es decir, que no se respalda por metales preciosos ni nada que no sea una promesa de pago por parte de la entidad emisora. Es el modelo monetario que manejamos actualmente en el mundo, y es el del dólar estadounidense, el euro y todas las otras monedas de reserva. Esta tendencia, originaria del siglo XI en China, y responsable de la expansión de las dinastías Yuan y Ming, comenzó contemporáneamente con el Nixon Shock de 1971, que terminó con el sistema de respaldo en metales preciosos del dólar norteamericano, iniciándose también con ello la fluctuación de las divisas, que basan su valor en relación al valor de las demás, y con ello el altamente voluble y lucrativo mercado de divisas, que mueve alrededor de 3 billones de dólares al día.

Las monedas y billetes fiduciarios no basan su valor en la existencia de una contrapartida en oro, plata o cualquier otro metal noble o valores, ni en su valor intrínseco, sino simplemente en su declaración como dinero por el Estado y también en el crédito y la confianza (la fe en su futura aceptación) que inspira. Sin esta declaración, la moneda no tendría ningún valor: el dinero fiduciario sería entonces tan poco valioso como el pedazo de papel en el que está impreso.

Un billete actual es una clara representación de dinero fiduciario, por cuanto objetivamente considerado carece de valor. Su valoración viene dada por la autoridad monetaria que lo emitió, que goza de confianza entre los sujetos que la aceptan.

Dinero “fiat” (del latín “hágase” como en “fiat lux”), o por decreto en referencia al dinero cuya principal característica es el respaldo legal, a menudo se utiliza de forma intercambiable con dinero fiduciario, ya que el dinero basado en deuda suele coincidir en tener a su vez respaldo legal, sin embargo los términos no son equivalentes y el matiz puede ser considerable.

El elemento esencial para que una moneda pueda considerarse “dinero fiat” es su uso obligatorio en una jurisdicción por imposición de una ley de curso legal o ley de curso forzoso.

Ahora hay que tener en cuenta la cantidad de dinero físico + dinero(deuda bancaria prestamos+ intereses +deuda publica+ intereses) la proporción ha ido incrementándose desde el inicio del sistema capitalista y seria 1: infinito. En definitiva no existe dinero suficiente para pagar la deuda total y el sistema esta condenado al colapso solo es preciso determinar cuando. La solución es crear dinero por valor y no deuda, de esta forma el sistema se hace sostenible y no como en la actualidad. No existe papel suficiente para imprimir la totalidad del dinero ni la Reserva Federal de Estados Unidos representa al gobierno de Estados Unidos (deuda insolvente) antes el Banco de España si lo era (deuda avalada con el Estado) es decir el dinero que poseemos tiene valor por la creencia común de que lo tiene pero objetivamente su valor es prácticamente 0.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario