Sociopolítica

Europeas: campaña electoral de parvulitos

Cuando abrimos los informativos y escuchamos los planteamientos de la campaña electoral europea: nos da la impresión de que nos toman por niños de parvulitos a quienes desean impresionar con palabrería que ni ellos mismos se creen.

Los dos partidos mayoritarios se han planteado esta campaña como un plebiscito nacional.

.

El partido en el Gobierno, aprovechando la ocasión para enderezar unas encuestas de intención de voto que se le atragantan, intenta reafirmarse en que su política es la mejor. El presidente del Gobierno nos dice: “Pronto los españoles van a tener sorpresas muy agradables”. Las sorpresas señor Presidente, la tienen más de dos millones de familias cada mañana, cuando sus hijos les piden el desayuno y abren el frigorífico y lo encuentran vacío. O las miles de familias que se tienen que ir a vivir con sus padres porque no les llega ni para pagar el alquiler de su casa. O los miles de jóvenes que no han emigrado y trabajan todo el mes y, al abrir el sobre, ¡sorpresa! 500 Euros con los que no pueden pagarse ni sus gastos…

El partido mayoritario de la oposición ansía decir, a quienes desean oír algo positivo, que su oposición es la única posible a los que están  (aunque perdieron 12 puntos de su techo electoral),  para seguir en la poltrona, a pesar de que su líder esta tan mal valorado como el presidente del Gobierno.

Sin embargo las elecciones europeas va mucho más allá de nuestro país. Se elegirá un modelo de dirección: entre el conservador, que ha hundido varios países entre los que se encuentra España, con sus recortes; y un modelo progresista, que se compromete a terminar con los ajustes. Y eso lo elegirá la mayoría del nuevo Parlamento entrante, al elegir al nuevo Presidente de la Unión Europea.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario