Sociopolítica

Ucrania y el Nobel de la Paz, Mr. Obama

Del mismo modo que no sería un esclavo, tampoco sería un amo. Esto expresa mi idea de la democracia “ Abraham Lincoln (1809-1865)

Yes, we can (Sí, podemos), fue el eslogan que llevo a Barack Obama a convertirse en el cuadragésimo Presidente de Estados Unidos de América. Un eslogan que fuimos millones los que lo interpretamos en signo positivo, en toda una ilusión, una esperanza, dejaba atrás una Presidencia, la de George W.Bush. Yes, we can, jamás se interpretó en la línea “Sí, podemos,… intervenir”.

A tan solo unos meses de su juramento (Enero 2009), por lo cual evidentemente todavía no se habían transformado en realidad ninguna promesa de su ambiciosa agenda, sobre la cual tanta expectativa se había creado, se le concede (? ) al Presidente Barack Obama el premio Nobel de la Paz (Octubre 2009) . El jurado valoró, a mi juicio de forma muy prematura, la apuesta del recién cuadragésimo Presidente de EEUU por: “un mundo sin armas “así como la de; “trabajar en favor de la Paz en el mundo

La esperanza e ilusión eran los sentimientos de muchísimos ciudadanos del mundo, incluidos evidentemente los estadunidenses. La elección de Barack Obama como Presidente de EEUU, representaba no únicamente el hecho histórico de que un ciudadano estadunidense de color alcanzara tan privilegiado cargo, además existía la esperanza a un cambio importante en la política de Estados Unidos, una nueva sensibilidad, entre la misma la existente hacia la clase trabajadora, a los más humildes , la reforma sanitaria y la búsqueda de un equilibrio entre la desigualdad social existente, entre otros importantes aspectos de la política interior de Estados Unidos, y en cuanto a la política exterior un menor grado de intervencionismo, dejando atrás el belicismo intervencionista del anterior gobierno de George W. Bush, entre otros importantes objetivos, en definitiva un anti-Bush.

Las expectativas se han ido diluyendo al igual que un azucarillo en una taza con té

Mr. ObamaA seis años de convertirse Barack Obama en el cuadragésimo Presidente de Estados Unidos, lamentablemente las expectativas se han ido diluyendo al igual que un azucarillo en una taza con té. En la reelección de la Presidencia del 2012, el Presidente Barack Obama, perdió apoyo popular, un 10% aproximado, siendo los latinos una de las comunidades que más soporte le ofreció. El Presidente Obama está demostrando que no es muy distinto a sus predecesores en lo concerniente a la política exterior, por mucho que éste manifestará una reducción de las intervenciones, a los ojos de muchos no ha sido así ( evidentemente nadie pensó que las guerras se acabarían, pero sí que no se patrocinarían ni apoyarían, mucho menos a gobiernos o grupos opositores de total carencia a las reglas democráticas) La lista de participación, posicionamiento , ayuda en determinados países, bien a gobiernos o grupos opositores de Oriente medio, Oriente Próximo, algunos con sus no espontaneas primaveras Árabes, así como otros del Norte de África. Países que en la actualidad están mucho peor que antes de la ayuda recibida, son todo un ejemplo de ruina, enfrentamientos, atentados, víctimas civiles, conflictos y gravísimas repercusiones para los ciudadanos de estos países. Teniendo presente a determinados países de la América del Sur. Y con respecto a la política interior, nada ha mejorado.

El encanto del Presidente Obama se está desvaneciendo, quizás con mayor grado entre los ciudadanos no estadunidenses que los ciudadanos de Estados Unidos , que sin duda también, aun a pesar de sus idiosincráticos parámetros. Significativo es alto grado de abstención en la última participación electoral, un 48% y en línea creciente. El pasado mes de marzo según una encuesta del Wall Street Journal el 54% desaprobó al Presidente Obama, quisieran un papel menos activo en política exterior. En política económica fue el 57% el grado de descontento ciudadano.

En la actualidad nos encontramos con un Presidente Obama y a su vez Premio Nobel de la Paz, inmerso y comprometido en una manifiesta posición respecto al gravísimo conflicto de Ucrania, sobre el cual los ciudadanos estadunidenses han manifestado en una última encuesta su desacuerdo con la forma en que el Presidente Obama está afrontando el conflicto Ucraniano, el resultado refleja un 66% de disconformidad . Un Presidente Obama que día tras día impone (?) sanciones económicas a Rusia, obviando las gravísimas irresponsabilidades del gobierno provisional de Kiev, surgido por causa de la brutalidad, salvajismo y violencia, con cientos de víctimas civiles. Con un intervencionismo exterior de apoyo y que a su vez ofrece pábulo al gobierno provisional de Kiev, carente de talla política y de credenciales democráticas. La prolongación de este triste conflicto, sin luz en el horizonte ucraniano, aun a pesar de las elecciones previstas para el 25 de este mes de mayo, las cuales dado todos los acontecimientos acaecidos, son únicamente una cirugía externa con un cierre totalmente falso, por lo cual es difícil la solución del conflicto, la gangrena seguirá su curso, viéndose posiblemente en un futuro próximo una situación similar a la de los países de Oriente medio y Oriente próximo, convirtiendo toda la zona en un muy posible polvorín, que ya en la práctica lo es hoy.

Hechos, sucesos, acciones de degradación humana

Hechos, sucesos, acciones de degradación humana, ocurrido todo ello con muchísimas víctimas civiles, que está ocurriendo en Ucrania, una vergüenza en la Europa del 2014, vistos por millones de ciudadanos del mundo. Por lo cual es incompresible el papel del Presidente de EEUU, Barack Obama, el más alto representante de uno de los países más importantes del mundo y que a si mismo se presenta ante el mismo como un ejemplo de democracia, así como de la UE y de algunos líderes Europeos.

Un papel el del Presidente Barack Obama muy alejado de aquella elevadísima y favorable expectativa que se creó sobre el mismo, que ilusionó a millones de ciudadanos de todo el mundo y que por lo cual recibió el Nobel de la Paz, dada su apuesta y compromiso por “un mundo sin armas “y de “trabajar en favor de la Paz en el mundo”

Sanciones y advertencias continuadamente desde los altos representantes del gobierno del Presidente Barack Obama, de éste y de representes de la UE a Rusia, a ciudadanos rusos y al Presidente Vladimir Putin, las cuales seguramente se deben de interpretar como preventivas, dado que lo único que se está visualizando es:

– Un gobierno provisional surgido como consecuencia de la enorme violencia y con numerosas víctimas civiles, un gobierno belicoso, enormemente hostil y beligerante hacia Rusia, su Presidente Putin y todo lo que este gran país representa históricamente y culturalmente. Toda una provocación.

– Un gobierno incapaz de restablecer el orden y equilibrio, todo muy al contrario, las víctimas son una realidad diaria . El único gobierno (provisional) existente en la Europa del 2014 surgido de la violencia y el total salvajismo entre seres humanos.

– Constantes manifestaciones de apoyo económico del gobierno de EEUU y de la UE al gobierno provisional de Ucrania, así como a su vez son constantes las declaraciones de advertencia de altos representantes de la UE y de EEUU al gobierno Ruso.

– A un sinfín de altos representantes de EEUU y de la UE en fila visitando al provisional gobierno de Kiev, ofreciendo apoyo.

– Los representantes del gobierno provisional de Kiev, visitando la UE y a EEUU, recibiendo apoyo.

– Las constantes llamadas de alerta del gobierno de Rusia a los medios de comunicación y los foros internacionales del gobierno de Rusia, de la grave situación Ucraniana y las consecuencias que se podrían derivar.

Unos “políticos” ucranianos incapaces de cumplir

Unos “políticos” ucranianos incapaces de cumplir con el primer compromiso pactado del pasado 21 de febrero entre Vitali Klitschko, Oleg Tiagnibok y Arseniy Yatsenyuk ( actual primer ministro) con el Presidente Victor Yanukóvich , ejerciendo como testigos y en representación de la UE los ministros de asuntos exteriores de Polonia, Alemania y Francia. Un acuerdo sobre el cual se manifestó: “una oportunidad para la Paz” , “un buen compromiso para Ucrania”, pero nada de nada.

Una incapacidad de cumplimiento manifiesta, pues el segundo acuerdo de Ginebra del pasado 17 de Abril entre Rusia, Estados Unidos, Ucrania y la Unión Europea, por parte del gobierno de Kiew es de incumplimiento total. Por lo que se debe de desprender que no están por la labor política del cumplimiento, una falta de respeto a los representantes políticos de Polonia, Alemania y Francia, testigos del primer acuerdo y a los representes políticos de Estados Unidos y la Unión Europea como parte del segundo acuerda, no incluyo a Rusia, pues después de tanta falta de respeto que el gobierno provisional de Kiev ha tenido con Rusia, una más era de esperar. Desde la óptica democráticamente política es sorprendente que con todos los antecedentes del gobierno provisional de Ucrania se continúe con el apoyo de EEUU y de la Comunidad Europea.

Con cierto asombro se ha podido visualizar al primer ministro Arseniy Yatsenyuk del gobierno provisional de Ucrania surgido de los recriminables hechos ya mencionados, acaecidos en la famosa Plaza Maidán y que han provocado hasta le fecha presente cientos de víctimas civiles e imágenes de una crudeza y violencia terrible, siendo recibido el pasado 13 de Marzo en la Casa Blanca, en la Comisión Europea el pasado día 13 y recibido( ?) por el Papa Francisco el pasado 26 de Abril, el representante de Cristo, ¿Con todo lo acontecido, lo que estaba aconteciendo y alguna responsabilidad tendrá el señor Yatsenyuk de todo ello ? y el Papa el pastor de Cristo del cual se espera..…., lo recibe. No ignoro “dar a Dios lo que es de Dios y al Cesar lo que es del Cesar “, grave error del Papa Francisco, claro está que se ignora si hubo confesión, si hubo penitencia, pues por lo visto la visita no surgió efecto ninguno, ni milagroso, pues 7 días después, concretamente el 2 de Mayo, en Odessa decenas de muertos, y….. continuando.

Mr. Obama, Mr. Obama, Presidente de Estados Unidos, Premio Nobel de la Paz, la postura del país occidental más poderoso del mundo, debería ser en únicamente de apoyo en favor de la Paz , la concordia de Ucrania y de la zona, así como el respeto a la misma. Seria inimaginable, hoy, que lo mismo que ocurre con las intervenciones de apoyo en Ucrania, sucediera por un ejemplo en México, ¿les satisfaría a los Estados Unidos, a esta gran nación?

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario