Karma

Cómo superar la frustración

Si se dispone de metas sustitutas de igual o casi igual atracción, experimentamos menos frustración cuando se nos impide alcanzar una meta específica. Es decir que si canalizamos nuestro esfuerzo y energía en lograr otra meta, en el momento que sentimos que hemos fracasados será mas fácil salir de un estado de frustración, entonces cuando veamos que hemos fracasado en algo lo mas recomendable es buscar o formularnos un nuevo objetivo, de manera que nos permita salir adelante y superar con mayor facilidad esta etapa y al lograr la nueva meta nos sentiremos mejor con nosotros mismos.

meta

Foto: I like

También el tener metas sustitutivas nos podrá ayudar a superar la frustración, ya que por así decirlo ese podría ser un plan B o plan alternativo, en caso que uno salga mal se puede emplear el otro, de igual manera si cuando fracasamos al tratar de cumplir un objetivo, pero logramos otro casi al mismo tiempo, la frustración se sentirá con menor intensidad y puede ser que se supere con mayor facilidad.

Si ante una situación frustrante logramos reconocer nuestros errores o las causas que nos imposibilitaron alcanzar nuestras metas, podemos iniciar un proceso mediante el cual, trataremos de no cometer una vez mas los mismos errores del pasado, o sabremos como reaccionar ante la configuración especifica de hechos que nos impidieron alcanzar la meta, por lo cual, debemos aprender de aquellas situaciones frustrantes del pasado y lejos de verlas únicamente como una situación desagradable, también verlas como algo que nos dejó una lección y a partir de ese momento luchar por evitar que esa situación se vuelva a dar.

Es, como se dice en el lenguaje popular: si nos caemos de la bicicleta, hay que volver a subir y seguir adelante. De igual manera, cuando te ves imposibilitado para alcanzar una meta, hay que reflexionar sobre cuáles fueron los errores y volver a andar, es la mejor manera de seguir en el camino.

La forma en que reaccionaremos y los efectos que conlleva cuando vemos insatisfecho un objetivo, dependerá en gran medida del entorno en el que nos hayamos desarrollado y también del ambiente en el que nos desenvolvemos,  por ende no todas las personas sentirán el mismo grado de frustración que otras ante esas mismas situaciones u objetivos incumplidos.

Las situaciones frustrantes se presentaran siempre a lo largo de nuestra vida, ya que no existe una vida perfecta, pero el deber del individuo es no dejarse derrotar ante éstas y aprender de ellas para poder seguir adelante y luchar por las nuevas situaciones que se nos presentaran en el desarrollo de nuestras actividades.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario